Subir
Contrato de coworking Rellenar el modelo
(GRATUITO)

Contrato de coworking

Última revisión
Última revisión La semana pasada
Formatos
Formatos Word y PDF
Precio
Precio Gratuito
Tamaño
Tamaño 8 a 13 páginas
Rellenar el modelo (GRATUITO)

Información sobre el modelo

Última revisión: La semana pasada

Tamaño: 8 a 13 páginas

Formatos disponibles: Word y PDF

Precio: GRATUITO

Rellenar el modelo (GRATUITO)

¿Cómo funciona?

1. Elegir este modelo

Empieza haciendo clic en "Rellenar el modelo"

1 / Elegir este modelo

2. Rellenar el documento

Contesta a algunas preguntas y tu documento tipo se creará automáticamente.

2 / Rellenar el documento

3. Guardar - Imprimir

¡Tu documento está ya listo! Lo recibirás en los formatos Word y PDF. Lo podrás modificar.

3 / Guardar - Imprimir

Contrato de coworking

El contrato de coworking es un contrato o acuerdo entre las partes signatarias mediante el cual, una de las partes intervinientes (denominada parte arrendadora/coworking), que es propietaria de la oficina, se obliga a poner a disposición de la otra parte interviniente (parte arrendataria/coworker) el uso y disfrute de uno o varios puestos de trabajo y/o despachos cerrados en dicha oficina.

El coworking es una nueva manera de trabajar, que permite que distintos profesionales independientes compartan una misma oficina, en un ambiente informal, beneficiándose del networking y de posibles colaboraciones de proyectos. El presente contrato de coworking regula las relaciones entre el coworking (propietario de la oficina) y el coworker (el profesional que la alquila), pudiendo ser las cláusulas totalmente flexibles al no haber una regulación concreta para este tipo de relaciones. El contrato de coworking es una mezcla entre un contrato de alquiler de local y un contrato de prestación de servicios, ya que además de la puesta a disposición del uso y disfrute de un puesto de trabajo, en el mismo se regula la prestación de otros servicios (por ejemplo, servicios de recepción, de atención de llamadas, de recepción de correo y paquetería).


¿Cómo utilizar el documento?

Este documento puede utilizarse cuando se quiera regular las relaciones entre una empresa que disponga de un espacio de coworking y un profesional independiente que necesite de dicho espacio para desempeñar su trabajo. El presente contrato de coworking contiene, de forma general, un conjunto de cláusulas que regularán las condiciones en las que se produce la oferta de la oficina y la aceptación de la misma, además de los derechos, obligaciones y responsabilidades que emanarán de la misma para cada una de las partes: el coworking (propietario), y el coworker (inquilino).

El modelo permite prever aspectos claves dentro de un contrato de coworking como:

  • La descripción del puesto o puestos de trabajo y/o del despacho cerrado que utilizará el coworker.
  • Los horarios y la accesibilidad a la oficina: los horarios de los espacios de coworking no suelen ser habituales (suelen permitir el acceso libre a cualquier coworker). No obstante, el presente documento permite concretar, en caso de que fuera necesario, horarios de apertura y de cierre.
  • El importe del precio y la forma de pago: se tendrá que concretar el precio mensual (o de otro tipo) y los servicios que incluye. Además, se podrá incluir una cláusula para la actualización del precio.
  • La posibilidad de pactar una fianza como garantía.
  • Los servicios extra u opcionales (ej: si hay servicio de recepción, de atención de llamadas, de recepción de correo y paquetería...etc).
  • Los derechos y obligaciones del coworker: la posibilidad o no de realizar obras, el derecho o no de subarriendo de su espacio en la oficina y/o la cesión del contrato mismo, entre otras.
  • Las condiciones de uso de los espacios compartidos, como las salas de reuniones.

El contrato de coworking debe ser firmado por las partes o, en su caso, por sus representantes, que deberán exhibir la autorización, o en su caso poder notarial, que les habilita a ello en el momento de la firma. Para dotarlo de un mayor nivel de seguridad, las firmas han de figurar no sólo en la sección final del documento, sino también en el borde izquierdo de cada página que compone el documento, incluyendo, en su caso, las páginas de los anexos en los que se pudiera adjuntar todo otro documento suplementario que también formaría parte del contrato.

En este sentido, por ejemplo, se puede anexar o adjuntar un anexo que detalle el mobiliario que la parte arrendadora/coworking pudiera haber dejado (o incluido) dentro de la oficina y del cual el coworker podrá hacer uso, así como su estado de uso y conservación.

Este contrato estará vigente durante el tiempo o periodo que las partes decidan. No obstante, las partes pueden acordar, por ejemplo, que el coworker tenga derecho a terminar el contrato de forma anticipada o que tras la terminación del periodo de duración inicialmente previsto, entren en vigor una serie de periodos de prórroga sucesivos.


Derecho aplicable

El contrato se entenderá regulado en primer lugar por los pactos o acuerdos convenidos entre las partes en el mismo. A continuación, le será de aplicación:

  • Real Decreto de 24 de julio de 1889 por el que se publica el Código Civil.
  • Real Decreto de 22 de agosto de 1885 por el que se publica el Código de Comercio.


¿Cómo modificar el modelo?

Rellenas un formulario. El documento se va redactando ante tus ojos, en función de tus respuestas.

Al finalizar, lo recibirás gratuitamente en los formatos Word y PDF. Puedes modificarlo y volver a utilizarlo.

Rellenar el modelo (GRATUITO)