Subir

¿Qué se puede hacer si el deudor no paga un préstamo de dinero?

Última revisión:
Última revisión: 25 de junio de 2019
Última revisión:
Categoría: Actividad comercial

1. Introducción

Primeramente se repasará lo que se considera un "préstamo de dinero". Luego, se identificarán las 2 formas más utilizadas de documentarlo: contrato de préstamo de dinero ("contrato de préstamo") y pagaré. Seguidamente se explicarán las diferencias más importantes entre el contrato de préstamo y el pagaré. Por último se describirán los posibles cursos de acción dependiendo de si el deudor no pagó una suma de dinero que adeuda por un contrato de préstamo o un pagaré.

2. Préstamo de Dinero

2.1. En Qué Consiste

2.1.1. Relación Jurídica

Genéricamente, un "préstamo de dinero" es la relación jurídica que se crea cuando, por un documento escrito, una persona o entidad ("acreedor") entrega a otra persona o entidad ("deudor") una determinada suma de dinero ("capital"), en Pesos o alguna moneda extranjera, y el deudor se compromete a devolverla al acreedor después de un tiempo o ante la simple solicitud del acreedor, ya sea adicionando una determinada suma de dinero ("interés") o no según acuerden el acreedor y el deudor.

2.1.2. En Principio, Siempre Con Interés

El deudor siempre debe devolver el capital adicionando interés salvo que expresamente el acreedor y el deudor acuerden que debe devolver sólo el capital y el acreedor renuncie a cobrar interés. Si tal acuerdo no consta en la documentación del préstamo de dinero y tampoco se indican en la misma la tasa de interés (necesaria para calcular el monto del interés) o, en su defecto, el monto del interés ya calculado entonces el acreedor tiene derecho a cobrar interés y el monto del mismo que debe pagar el deudor deberá ser fijado por un juez.

Aún si el deudor no debe pagar interés, voluntariamente puede pagarlo y el acreedor puede aceptar recibírselo. Sin embargo, en el futuro y por cualquier causa que sea, el deudor no puede solicitar al acreedor que le devuelva lo pagado por interés o lo compense con el capital pendiente de pago.

2.1.3. Opción de Pago en Pesos

Según el artículo 765 del Código Civil y Comercial de la Nación un préstamo de dinero tomado en moneda extranjera puede ser devuelto por el deudor entregando la cantidad equivalente de Pesos.

Aclaración: si el deudor debe pagar interés entonces tiene que hacerlo en la misma moneda en que el acreedor le entregó el capital salvo que opte por pagarlo en Pesos como se explicó más arriba.

2.2. Cómo Se Documenta

El préstamo de dinero debe documentarse por escrito porque eso es lo usual. En consecuencia, si no está documentado por escrito entonces el acreedor no tiene forma válida de probar que otorgó un préstamo de dinero ya que la confirmación de uno o más testigos exclusivamente no está permitida por ley.

Como se explica seguidamente, el acreedor y el deudor pueden acordar que el préstamo de dinero sea documentado en un contrato de préstamo o en un pagaré.

3. El Contrato de Préstamo y el Pagaré

Las 2 formas más utilizadas para documentar un préstamo de dinero son:

3.1. Contrato de Préstamo

El contrato de préstamo es una forma muy común de documentar un préstamo de dinero. En general, se lo prefiere al pagaré cuando entre el acreedor y el deudor ya existe o se quiere crear una relación jurídica de mediano o largo plazo debido a razones comerciales, familiares o sociales y, además, el capital prestado es considerable. Comparado con el pagaré, el contrato de préstamo es muy flexible ya que sus términos pueden ser adaptados a las particularidades del vínculo entre el acreedor y el deudor dentro del amplio marco de legalidad fijado por el Código Civil y Comercial de la Nación.

Una característica distintiva del contrato de préstamo es que si el deudor no lo paga entonces el acreedor, si decide demandarlo judicialmente, por ley debe iniciar un tipo de juicio que se denomina "ordinario". Cuando no se trata de una cuestión de familia y se reclama una suma de dinero el juicio ordinario es el que siempre corresponde iniciar si por ley no está permitido iniciar otro tipo de juicio. Por eso, el ordinario es el tipo de juicio por defecto. Se caracteriza porque el deudor puede demostrar al juez con variedad de pruebas (por ej., documentos, informes, pericias, etc.) que lo argumentado por el acreedor en su demanda es falso. Así, el juicio ordinario otorga al acreedor y al deudor las mismas oportunidades para argumentar sobre la causa del conflicto entre ambos. Además, el juicio ordinario es más prolongado y costoso que los demás tipos de juicio.

Cuando el deudor no paga lo que adeuda por el contrato de préstamo, el acreedor sólo puede demandarlo en un juicio ordinario. Por esa razón, el contrato de préstamo se suele firmar si el acreedor estima que la voluntad de pago del deudor, es decir, su intención de devolver el capital y pagar el interés "contra viento y marea", por así decirlo, es relativamente alta.

3.2. Pagaré

El pagaré también es una forma muy común de documentar un préstamo de dinero. Sin embargo, por ley no cualquier documento que en su texto incluya la palabra "pagaré" es realmente un pagaré. Sólo si el documento cumple ciertos requisitos legales entonces se lo debe considerar un pagaré. De lo contrario, se lo considera un reconocimiento de deuda. Por esa razón, el pagaré es mucho menos flexible que el contrato de préstamo y sus términos, que deben ser los básicos del préstamo de dinero, no reflejan (y por ley tampoco deben reflejar) las particularidades del vínculo entre el acreedor y el deudor.

Como contrapartida de sus limitaciones, el pagaré ofrece la ventaja de permitir al acreedor demandar su cobro por un tipo de juicio que se denomina "ejecutivo". El juicio ejecutivo es un tipo de juicio excepcional que el acreedor puede iniciar sólo porque la ley dispone que el pagaré puede ser cobrado mediante un juicio ejecutivo (y no porque el acreedor acuerda con el deudor que el cobro será realizado a través de ese tipo de juicio, que es un acuerdo sin validez legal).

La característica distintiva del juicio ejecutivo es que el deudor no puede demostrar al juez con variedad de pruebas que lo argumentado por el acreedor en su demanda es falso. Para ello al deudor sólo le está permitido utilizar un número reducido de ciertas pruebas fijadas por ley. Si el deudor no cuenta con esas limitadas pruebas entonces el juez debe considerar que lo argumentado por el acreedor en su demanda es verdadero en principio y el juicio ejecutivo debe continuar hasta que el deudor acepta pagar todo lo reclamado o se rematan públicamente sus bienes para recaudar la suma reclamada por el acreedor. Así, el juicio ejecutivo no otorga oportunidad al deudor para argumentar sobre la causa del conflicto con el acreedor (es decir, por qué decidió no pagar el pagaré). Además, el juicio ejecutivo suele ser corto (y quizá de bajo costo también aunque esto último depende de las circunstancias).

La posibilidad de iniciar un juicio ejecutivo para cobrar el pagaré no pagado por el deudor suele llevar al acreedor a preferir el pagaré como forma de documentar el préstamo de dinero cuando estima que la voluntad de pago del deudor no es relativamente alta.

4. Qué Se Puede Hacer Si el Deudor No Paga un Préstamo de Dinero

El curso de acción que puede seguir el acreedor ante la falta de devolución del capital y/o pago del interés por parte del deudor depende, por un lado, de si el préstamo de dinero está documentado en un contrato de préstamo o un pagaré. y, por el otro, de si el préstamo fue dado en Pesos o una moneda extranjera como el Dólar Estadounidense, el Euro, el Real, etc.

4.1. El Deudor No Pudo Pagar un Contrato de Préstamo o Pagaré en Moneda Extranjera

4.1.1. Prohibición Temporaria de Comprar Moneda Extranjera en el Mercado Oficial de Cambios

De acuerdo con lo dispuesto por el art. 2 del Decreto N° 609/2019 del Poder Ejecutivo nacional y el punto 9 de la Comunicación "A" 6770 y modificatorias del Banco Central de la República Argentina ("BCRA"), ningún deudor de moneda extranjera según un contrato de préstamo o pagaré firmado con un acreedor que no sea entidad financiera entre el 1 de septiembre de 2019 y el 31 de diciembre de 2019 (ambas fechas inclusive) podrá, entre esas fechas, comprar en ninguna entidad financiera o casa de cambio autorizada por el BCRA la moneda extranjera necesaria para realizar cualesquiera pagos de dicho contrato de préstamo o pagaré que ocurran entre dichas fechas por la causa que sea (vencimiento pactado o anticipado). Por lo tanto, si entre aquellas fechas el deudor informa a la entidad financiera o casa de cambio autorizada por el BCRA que su compra de moneda extranjera es para pagar un contrato de préstamo o pagaré que firmó entre aquellas fechas con un acreedor que no sea entidad financiera entonces aquella entidad financiera o casa de cambio deberá negarse a vender la moneda extranjera solicitada por el deudor con la referida finalidad.

4.1.2. Pago en Pesos Durante la Prohibición Temporaria

Si por el impedimento legal antes referido el deudor no puede comprar en el mercado oficial de cambios ni tampoco puede, de alguna otra manera, obtener la moneda extranjera necesaria para hacer cualesquiera pagos del contrato de préstamo o pagaré que ocurran entre el 1 de septiembre de 2019 y el 31 de diciembre de 2019 (ambas fechas inclusive) entonces, según el art. 765 del Código Civil y Comercial de la Nación, puede optar por hacer uno o más de dichos pagos entregando al acreedor la cantidad de Pesos equivalente al importe de moneda extranjera que, de no ser por el impedimento legal antes referido, debería entregar al acreedor. En tal caso, el acreedor está legalmente obligado a dar recibo definitivo de dichos pagos en Pesos al deudor. Sin embargo, el acreedor puede dejar constancia en el recibo de que el pago que sea se recibe en Pesos exclusivamente por causa del referido impedimento legal y, en consecuencia, no debe ser considerado un precedente en relación con cualesquiera pagos que el deudor deba o desee realizar después de la fecha de cesación de dicho impedimento legal.

4.2. El Deudor No Pagó un Contrato de Préstamo en Pesos o Moneda Extranjera

4.2.1. Intimación al Deudor a Pagar

Si el deudor no devolvió el capital y/o no pagó el interés, en cualquier caso según lo establecido en el contrato de préstamo, el acreedor debe intimar al deudor a pagar la suma de dinero vencida e impaga enviándole una carta documento al domicilio del deudor indicado en el contrato de préstamo a través de una empresa de correo que ofrezca ese servicio. La intimación debe fijar un plazo de por lo menos 15 días corridos para que el deudor pague la suma de dinero reclamada y ser clara en cuanto a que el acreedor considerará terminado el contrato de préstamo si el deudor incumple la intimación.

La carta documento es un formulario por triplicado que, según la empresa de correo que ofrezca ese servicio, se compra en una sucursal o se descarga de su sitio web. Se lo debe completar siguiendo las instrucciones provistas para ello. Una vez completado debe llevarlo a la sucursal de esa empresa de correo, probar la identidad de cada persona que firma la carta documento como remitente mostrando su DNI o Pasaporte al empleado, firmar las 3 copias delante del empleado, retirar 1 copia firmada y sellada por el empleado que también indique el número o código de seguimiento de la carta documento y, por último, pagar el precio de la carta documento. Luego la empresa de correo debe entregar 1 copia a la destinataria, archivar la copia restante y enviar un aviso de entrega a la remitente.

Si el deudor cumple la intimación y paga la suma de dinero reclamada entonces el acreedor debe darle un recibo de pago.

Por el contrario, si el deudor no cumple la intimación entonces el acreedor puede considerar terminado el contrato de préstamo e iniciar un juicio ordinario contra el deudor para forzarlo con una sentencia judicial definitiva e inapelable a que pague la totalidad del préstamo de dinero pendiente de pago más el monto de intereses por la demora que fije el juez.

4.2.2. Comunicación de Terminación del Contrato al Deudor

La intimación del acreedor al deudor no es necesaria en caso de darse alguna de las siguientes situaciones:

  • el deudor manifestó por carta, email o mensaje de texto (pero no sólo verbalmente) al acreedor su intención de no pagar la suma de dinero vencida e impaga.
  • por un cambio de circunstancias se volvió imposible para el deudor pagar dicha suma de dinero (por ej., si el deudor fue declarado en quiebra).

En tal caso, el acreedor debe comunicar por carta documento al deudor solamente su decisión de terminar el contrato de préstamo. Luego, el acreedor puede iniciar un juicio ordinario contra el deudor para forzarlo con una sentencia judicial definitiva e inapelable a que pague la totalidad del préstamo de dinero pendiente de pago más el monto de intereses por la demora que fije el juez.

4.3. El Deudor No Pagó un Pagaré en Pesos o Moneda Extranjera

Si el préstamo de dinero fue documentado en un pagaré y el deudor no lo paga cuando el acreedor se lo presenta al cobro entonces el acreedor no necesita intimar al deudor a pagar el pagaré y puede iniciar un juicio ejecutivo contra el deudor para forzarlo con una sentencia judicial definitiva e inapelable a pagar el pagaré más el monto de intereses por la demora que fije el juez.

5. Síntesis

Un préstamo de dinero existe cuando, por un documento escrito, el acreedor entrega una suma de dinero al deudor y éste se obliga a devolverla dentro de un tiempo o a solicitud del acreedor, con o sin interés. Se lo puede documentar en un contrato de préstamo o un pagaré. El acreedor suele preferir el contrato de préstamo cuando la voluntad de pago del deudor es relativamente alta y el pagaré cuando tal voluntad no lo es. El contrato de préstamo no pagado por el deudor requiere que el acreedor intime al deudor a pagar y, si éste no lo hace, considere terminado el contrato de préstamo. Recién después de estos actos el acreedor puede iniciar un juicio ordinario contra el deudor. El pagaré no pagado por el deudor permite al acreedor iniciar un juicio ejecutivo contra el deudor inmediatamente, es decir, sin necesidad de una intimación de pago previa. Si no hay razones comerciales, familiares o sociales por las cuales el acreedor prefiera el contrato de préstamo entonces es usual que prefiera el pagaré nada más porque si el deudor no lo paga entonces puede iniciarle un juicio ejecutivo, que es menos favorable al deudor y más corto que un juicio ordinario.

Modelos y ejemplos a descargar en formatos Word y PDF

Calificá esta guía