Subir

¿Conviene más el pago del alquiler en domicilio o en cuenta bancaria?

Última revisión:
Última revisión: 4 de noviembre de 2019
Última revisión:
Categoría: Alojamiento y propiedades

1. Introducción

Primeramente se repasará lo dispuesto por el Código Civil y Comercial de la Nación ("Código") sobre cuál es el lugar concreto donde se debe pagar el alquiler. Luego se describirán los tipos de lugar concreto que pueden indicarse expresamente en el contrato de alquiler para que no se aplique lo dispuesto por el Código. Finalmente se enumerarán las principales consecuencias (legales y de otro tipo) del pago del alquiler en un domicilio o en una cuenta bancaria tanto para la locadora (es decir, la persona o entidad que dio en locación el inmueble o la cosa y recibe el alquiler) como para la locataria (es decir, la persona o entidad que tomó en locación el inmueble o la cosa y paga el alquiler).

Lo expresado en esta guía vale cuando el contrato de alquiler tiene por objeto un inmueble (ya sea con destino a vivienda, oficina o local) o una cosa distinta de un inmueble. También resulta válido tratándose del contrato de subalquiler de una parte de un inmueble ya alquilado.

2. Dónde Puede Estar el Lugar de Pago

Legalmente siempre existe un lugar determinado donde se debe realizar el pago del alquiler. El lugar de pago concreto es el que se determina según las disposiciones del Código ("Lugar de Pago Tácito") salvo que la locadora y la locataria no lo prefieran por algún motivo y, para que no se aplique lo dispuesto por el Código, opten por acordar un lugar de pago distinto e indicarlo expresamente en el contrato ("Lugar de Pago Expreso"), como se explica a continuación.

Fijar el lugar de pago concreto del alquiler impacta en la variedad de los medios de pago disponibles para la locataria a fin de pagar el alquiler. De aplicarse lo dispuesto por el Código (según el cual el lugar de pago siempre es un domicilio), la locataria puede pagar el alquiler utilizando sólo dinero en efectivo, cheque o tarjeta de débito/crédito, según convenga con la locadora. Lo mismo vale si la locadora y la locataria optan por fijar el lugar de pago concreto en un domicilio distinto al previsto por el Código. Por el contrario, si optan por fijarlo en una cuenta bancaria de la locadora entonces la locataria podrá pagar el alquiler sólo por transferencia (desde una cuenta suya) o depósito (por cajero).

2.1. El Lugar de Pago Según el Código

El lugar de pago concreto es determinado tácitamente por la locadora y la locataria cuando no acuerdan incluir expresamente en el contrato la indicación precisa del tipo y la ubicación de un Lugar de Pago Expreso. En tal caso, se aplica lo dispuesto por el Código y entonces el pago del alquiler debe realizarse en el Lugar de Pago Tácito en tanto y en cuanto la locadora y la locataria no opten por cambiarlo por un Lugar de Pago Expreso.

Según el Código, concretamente el Lugar de Pago Tácito se ubica en el domicilio donde la locataria vivía (si es una persona) o tenía la sede de su administración (si es una entidad) en la fecha cuando firmó el contrato. Si después de firmar el contrato la locataria cambia de domicilio entonces, según el Código, la locadora puede elegir solicitar el pago a la locataria en su nuevo domicilio o en el que tenía cuando firmó el contrato.

Como las disposiciones del Código para determinar la ubicación concreta del Lugar de Pago Tácito pueden resultar inconvenientes o causar incertidumbre, es práctica generalizada que la locataria y la locadora opten por acordar un Lugar de Pago Expreso para que no se aplique lo dispuesto por el Código.

2.2. El Lugar de Pago Según las Partes

La locadora y la locataria pueden optar por acordar un Lugar de Pago Expreso de un tipo y con una ubicación concreta distintos del Lugar de Pago Tácito. Para hacerlo válidamente el lugar de pago concreto debe estar expresa y precisamente indicado en el contrato.

3. Tipos de Lugar de Pago Según las Partes

El Lugar de Pago Expreso que las partes indiquen en el contrato puede estar ubicado en alguno de los siguientes tipos de lugar concreto:

  • un domicilio.
  • una cuenta bancaria de la locadora.

El Código no prevé la utilización de una cuenta bancaria como lugar de pago concreto del alquiler. Por lo tanto, el Lugar de Pago Tácito únicamente puede ubicarse en el domicilio de la locataria que se mencionó más arriba.

3.1. Domicilio

En el contrato se pueden indicar expresamente los siguientes domicilios como Lugar de Pago Expreso:

  • el domicilio de la locadora indicado en el contrato.
  • un domicilio de la locadora distinto al indicado en el contrato (el cual, tratándose de un alquiler inmobiliario, puede ser el del inmueble alquilado).
  • el domicilio de una persona o entidad distinta de la locadora y la locataria (por ej., el domicilio de una inmobiliaria que administra el alquiler de parte de la locadora).
  • el domicilio de la locataria (si bien hacerlo sería muy inusual y, también, innecesario ya que este domicilio es el Lugar de Pago Tácito según el Código).

3.2. Cuenta Bancaria

Como alternativa a un domicilio la locadora y la locataria pueden optar por indicar en el contrato una cuenta bancaria como Lugar de Pago Expreso.

3.2.1. Titularidad de la Cuenta Bancaria

La cuenta bancaria puede pertenecer a la locadora (que es lo usual) o a una persona o entidad distinta de la locadora (que es muy inusual aunque perfectamente legal).

3.2.2. Ubicación de la Cuenta Bancaria

Una cuenta bancaria está ubicada en la sucursal bancaria donde fue abierta por la persona o entidad titular de la misma. Es práctica generalizada que la cuenta bancaria esté situada en el país. Si bien es legal, la indicación de una cuenta bancaria en el exterior es muy inusual, en especial si la moneda de pago del alquiler es distinta de la moneda necesaria para hacer depósitos o transferencias en la cuenta bancaria del exterior.

3.2.3. Tipo de la Cuenta Bancaria

La cuenta bancaria puede ser de alguno de los tipos de cuenta habilitada para acreditar el importe del alquiler depositado o transferido en la misma. Actualmente esas cuentas son:

  • caja de ahorro.
  • cuenta corriente.

3.2.4. Moneda de la Cuenta Bancaria

Por razones prácticas la cuenta bancaria debe poder recibir depósitos o transferencias en la moneda de pago del alquiler según el contrato.

4. Principales Consecuencias del Pago en Domicilio

La utilización de un domicilio como lugar de pago concreto tiene consecuencias tanto legales como de otro tipo para la locadora y la locataria. A continuación se describen las principales.

4.1. Consecuencias Legales

4.1.1. Cumplimiento del Pago del Alquiler

Únicamente la entrega a la locadora o a quien ésta autorice del importe debido en la fecha indicada en el contrato y en el lugar de pago concreto correspondiente (según se trate del Lugar de Pago Expreso o del Lugar de Pago Tácito) tiene valor legal como pago del alquiler. Si la locataria realiza el pago en un lugar distinto del Lugar de Pago Expreso o del Lugar de Pago Tácito, según el caso, entonces la locadora no tiene obligación de aceptarlo y puede negarse a entregar el recibo de pago a la locataria.

4.1.2. Recibo de Pago

El pago del alquiler en el lugar de pago concreto correspondiente según se trate del Lugar de Pago Expreso o del Lugar de Pago Tácito, por sí solo, no tiene valor legal como pago del alquiler. La locataria debe, además, pagar el importe debido en la fecha indicada en el contrato. Por ello, la locadora no está obligada a entregar el recibo de pago nada más porque la locataria hizo el pago en el lugar de pago concreto correspondiente. Por su parte, la locadora debe entregar el recibo de pago en el lugar de pago concreto correspondiente y la locataria puede solicitárselo sólo allí válidamente, aún cuando la locadora ofrezca entregarle el recibo de pago en un lugar distinto del Lugar de Pago Expreso o del Lugar de Pago Tácito, según el caso.

4.1.3. Cambio de Domicilio

Si el domicilio donde se realiza el pago está indicado en el contrato entonces las partes pueden acordar expresamente cambiarlo por otro domicilio o indicar como nuevo lugar de pago concreto una cuenta bancaria. Si no hay tal acuerdo la locadora podría igualmente informar a la locataria que debe pagar el alquiler en otro domicilio, el cual no estará indicado en el contrato. Sin embargo, en tal caso por ley la locataria puede elegir pagar el alquiler o bien en el domicilio anterior de la locadora (esto es, el indicado expresamente en el contrato) o bien en su domicilio actual (esto es, el no indicado expresamente en el contrato). En cualquiera de esos domicilios de la locadora donde la locataria se presente para pagar el alquiler, la locadora debe entregarle el recibo de pago correspondiente.

4.2. Consecuencias de Otro Tipo

Además de las consecuencias legales mencionadas, el pago del alquiler en un domicilio puede tener las siguientes consecuencias de otro tipo:

  • impositivas: dependiendo de su situación fiscal individual, a la locadora y/o la locataria puede resultarle ventajoso que el pago del alquiler se realice en un domicilio.
  • contables: el pago del alquiler en un domicilio significa que, excepto por el recibo de pago, ni la locadora ni la locataria ni ninguna otra persona o entidad independiente generará otro documento (comprobante, ticket, etc.) que permita comprobar la verdad y exactitud de lo asentado en el recibo de pago con lo escrito en el otro documento. Esto puede ser perjudicial para la locadora y/o la locataria si una o ambas tienen obligación de llevar contabilidad de sus ingresos y gastos.

5. Principales Consecuencias del Pago en Cuenta Bancaria

La utilización de una cuenta bancaria como el lugar de pago concreto del alquiler tiene consecuencias tanto legales como de otro tipo para la locadora y la locataria, las principales de las cuales se enumeran seguidamente.

5.1. Consecuencias Legales

5.1.1. Cumplimiento del Pago del Alquiler

El depósito o transferencia del importe del alquiler en la cuenta bancaria, por sí solo, no tiene valor legal como pago del alquiler. Tampoco lo tiene la sola acreditación en la cuenta de la suma depositada o transferida (si la acreditación no ocurriera inmediatamente después del depósito o de la transferencia, que es lo usual). Sólo da a la locataria el derecho a solicitar a la locadora la entrega del recibo de pago por el importe depositado o transferido dentro de los 2 años de la fecha del depósito o de la transferencia. Recién cuando la locataria obtenga ese recibo podrá legalmente considerar que pagó el alquiler por el importe que depositó o transfirió.

5.1.2. Pago Anticipado del Alquiler

Como el depósito o transferencia del importe del alquiler en la cuenta, por sí solo, no tiene valor legal como pago del alquiler, la locadora no está obligada a dar recibo de pago de cualquier importe que la locataria deposite o transfiera para pagar anticipadamente uno o más alquileres todavía no vencidos salvo que la locadora y la locataria hubieran expresamente acordado el pago anticipado o bien en el contrato o bien en un documento separado que firmaron después.

5.1.3. Recibo de Pago

La locadora debe entregar un recibo de pago y la locataria tiene derecho a obtenerlo. La constancia de transferencia o depósito del importe del alquiler en la cuenta bancaria no tiene valor legal como recibo de pago del alquiler. En consecuencia, aún cuando esa constancia exista la locadora debe entregar, y la locataria tiene derecho a obtener, un recibo de pago del importe transferido o depositado en la cuenta bancaria para pagar el alquiler.

5.1.4. Juicio Ejecutivo de Cobro del Alquiler

La constancia de depósito o transferencia del importe del alquiler en la cuenta bancaria no detiene el juicio ejecutivo que la locadora hubiera iniciado para cobrar el alquiler vencido y no pagado. Para ese fin la locataria puede utilizar únicamente uno o más recibos de pago firmados por la locadora.

5.1.5. Embargo de la Cuenta Bancaria

La cuenta bancaria indicada en el contrato para realizar el pago del alquiler puede ser embargada. En relación con una cuenta bancaria, el embargo es una orden dictada por un juez o tribunal judicial por la cual el dinero acreditado en la misma no puede ser utilizado por la persona o entidad titular de la cuenta sin previa autorización expresa de dicho juez o tribunal judicial.

En la práctica, para la locadora el embargo de la cuenta bancaria tiene el mismo efecto que si la locataria no hubiera depositado o transferido el alquiler.

El riesgo de embargo de la cuenta bancaria es corrido por la locadora. Por lo tanto, la locadora debe dar recibo de pago del importe que la locataria depositó o transfirió en la misma salvo que, al momento de hacer el depósito o la transferencia, la locataria supiera que la cuenta bancaria estaba embargada y no tuviera una indicación previa y escrita de la locadora de hacer el pago en esa cuenta bancaria a pesar del embargo.

Si la locataria sabe que la cuenta bancaria está embargada y la locadora no le indicó que debe pagar el alquiler en la misma cuenta a pesar de su embargo entonces la locataria tendría que seguir algún curso de acción para poder actuar de buena fe al pagar el alquiler y tener derecho a que la locadora le entregue el recibo de pago.

Por ejemplo: primero, podría fijarse si el contrato indica expresamente otra cuenta o un domicilio para pagar el alquiler. De tener esa indicación la locataria debería pagar el alquiler en la otra cuenta o el domicilio que sea. Segundo, si el contrato no tiene esa indicación la locataria podría pedir por escrito (usualmente, en una carta documento) a la locadora que, dentro de un breve plazo, le proponga otro lugar de pago (ya sea otra cuenta o un domicilio). Si la locataria acepta la propuesta entonces debería pagar el alquiler en la otra cuenta o el domicilio que propuso la locadora. Y, tercero, de no recibir de la locadora una propuesta o de recibirla pero resultarle inaceptable, la locataria podría considerar lo siguiente: (1) a pesar de lo dispuesto en el contrato, en la práctica la cuenta bancaria embargada no sirve como lugar de pago concreto y la locadora no le entregará el recibo de pago; (2) el contrato no indica expresamente otra cuenta o un domicilio para pagar el alquiler; (3) en consecuencia, en la práctica no hay ningún Lugar de Pago Expreso, como se explicó más arriba; y (4) al no haber un Lugar de Pago Expreso, se aplica lo dispuesto por el Código sobre el Lugar de Pago Tácito y, así, la locataria debería pagar el alquiler en su domicilio que indicó en el contrato, comunicándole entonces a la locadora los días y el horario durante los cuales podrá presentarse a cobrar el alquiler y entregar el recibo de pago correspondiente.

5.1.6. Prenda del Dinero en la Cuenta Bancaria

La prenda es un derecho especial que la locadora puede crear a favor de una persona o entidad acreedora de una deuda propia de la locadora o de otra persona o entidad por la cual la locadora se obligó a pagar como fiadora. La prenda puede crearse sobre el dinero que se encuentre acreditado en la cuenta bancaria utilizada como lugar de pago concreto del alquiler. Como la prenda es creada por la locadora ésta debe antes informar expresamente a la locataria si, después de crear la prenda, el alquiler deberá continuar siendo depositado o transferido en la misma cuenta o en otra cuenta bancaria o deberá ser pagado en un domicilio.

5.1.7. Cierre de la Cuenta Bancaria

Si la cuenta bancaria es cerrada, ya sea por decisión de su titular o del banco, entonces es responsabilidad de la locadora iniciar la negociación con la locataria para indicar expresamente un nuevo lugar de pago concreto del alquiler, el cual puede ser otra cuenta bancaria o un domicilio. Si la locadora no inicia esa negociación o no hay acuerdo expreso entre la locadora y la locataria sobre cuál será el nuevo lugar de pago concreto entonces éste se ubicará en el Lugar de Pago Tácito.

5.2. Consecuencias de Otro Tipo

La indicación de una cuenta bancaria como Lugar de Pago Expreso del alquiler puede tener para la locadora y la locataria consecuencias de otro tipo además de las legales antes mencionadas:

  • financieras: salvo que en el contrato se disponga expresamente lo contrario, todos los gastos y tributos (incluyendo el Impuesto sobre los Débitos y Créditos en Cuenta Corriente si la cuenta bancaria utilizada es una cuenta corriente) generados por el depósito o transferencia del importe del alquiler en la cuenta bancaria son a cargo exclusivo de la locadora.
  • impositivas: dependiendo de su situación fiscal individual, a la locadora y/o la locataria puede resultarle ventajoso que el pago del alquiler se realice en una cuenta bancaria.
  • contables: la utilización de una cuenta bancaria puede facilitar la contabilidad de los pagos del alquiler para la locadora y/o la locataria porque, además de los recibos emitidos, existirá el resumen de movimientos de la cuenta bancaria (para la locadora) y la constancia de depósito o transferencia en la cuenta (para la locataria). En ambos casos se trata de documentos emitidos por el banco y, por ello, de origen independiente tanto de la locadora como de la locataria que permiten comprobar la veracidad y exactitud de cada recibo de pago.

6. Síntesis

Legalmente siempre hay un lugar para realizar el pago del alquiler. El lugar de pago puede ser el indicado por el Código Civil y Comercial de la Nación ("Código") o el lugar distinto que la locadora y la locataria opten por acordar e indicar expresamente en el contrato. El lugar de pago concreto según el Código sólo puede ser un domicilio. Por el contrario, el lugar de pago concreto indicado expresamente puede ser un domicilio o una cuenta bancaria. Hay diferentes domicilios y diferentes cuentas bancarias que pueden indicarse como lugar de pago concreto. Cualquiera sea el lugar de pago concreto indicado en el contrato, la locadora debe dar recibo de pago a la locataria si hizo el pago del alquiler en el lugar de pago concreto correspondiente, en la fecha indicada en el contrato y por el importe debido. Utilizar un domicilio o una cuenta bancaria tiene diferentes consecuencias legales y de otro tipo para la locadora y la locataria.

Modelos y ejemplos a descargar en formatos Word y PDF

Calificá esta guía