Subir
Carta de comunicación de acoso laboral a su empleador Completar el modelo

Carta de comunicación de acoso laboral a su empleador

Última revisión
Última revisión Hace 2 semanas
Formatos
Formatos Word y PDF
Tamaño
Tamaño 2 páginas
Valoración 4 - 1 voto
Completar el modelo

Información sobre el modelo

Última revisión: Hace 2 semanas

Tamaño: 2 páginas

Formatos disponibles: Word y PDF

Valoración: 4 - 1 voto

Completar el modelo

¿Cómo funciona?

1. Elegir este modelo

Empieza haciendo clic en "Completar el modelo"

1 / Elegir este modelo

2. Completar el documento

Contesta a algunas preguntas y tu documento tipo se creará automáticamente.

2 / Completar el documento

3. Guardar - Imprimir

¡Tu documento está ya listo! Lo recibirás en los formatos Word y PDF. Lo podrás modificar.

3 / Guardar - Imprimir

Carta de comunicación de acoso laboral a su empleador

El acoso laboral o mobbing, anglicismo que alude al acoso laboral, son incidentes en los que los trabajadores sufren abusos, amenazas o ataques en circunstancias relacionadas con su trabajo, que pueden poner en peligro su seguridad, bienestar o salud.

El acoso laboral puede presentarse en diversas formas y direcciones: descendente (del jefe/a), ascendente (del subordinado/a) y horizontal (de compañeros/as o colega de trabajo). El acoso laboral puede venir incluso de fuentes externas al centro de trabajo, por ejemplo: proveedores, clientes, personas que laboran en los inmuebles contiguos, entre otros.

Los efectos en la salud son innegables, tanto para el sistema social e institucional como para los miembros del centro de trabajo y sus familias. Razón por la cual el gobierno de la República Mexicana junto con la Secretaría del Trabajo y Previsión Social elaboraron el protocolo de actuación frente a casos de violencia laboral, hostigamiento y acoso sexual, dirigido a las empresas de la República Mexicana. En dicho documento se establecen los lineamientos que idealmente las empresas deberían de seguir cuando se presenten situaciones de acoso laboral.

Le acoso laboral constituye un factor detonante de inestabilidad y desequilibrio que afecta tanto al interior como al exterior de las empresas. Quien sufre acoso laboral no solo es afectado en su desempeño laboral y en las relaciones interpersonales, sino que se manifiesta un deterioro en su salud. Por esta razón es de vital importancia que la persona que está sufriendo de acoso laboral lo comunique a su centro de trabajo de la manera más rápida.

Existen diferentes formas de acoso laboral, y en algunos casos el acoso laboral puede constituir un delito. De la comisión de este delito también será responsable el centro de trabajo, razón por la cual es importante que dicha situación sea comunicada.

 

Formas de acoso laboral

El acoso laboral puede catalogarse de la siguiente manera:

- Limitación de las posibilidades de comunicación: es la limitación, total o parcial, de comunicación que sufre un trabajador para poder hablar o discutir con las demás personas del centro de trabajo. Existe limitación en las posibilidades de comunicación cuando un trabajador es ignorado por una o más personas con las que colabora, inclusive en situaciones laborales en las cuales la comunicación es vital.
- Ataques a las relaciones sociales personales: son los ataques a nivel personal sufridos por una persona en su centro de trabajo. Algunos ejemplos de este tipo de acoso laboral es cuando el trabajador es víctima de conductas humillantes, le son negados derechos que todos los demás trabajadores tienen y le es negada o limitada la posibilidad de mantener contactos sociales con las demás personas.
- Ataques a la reputación: son conductas que atentan contra la moral o el concepto que tienen sobre un trabajador. Un trabajador sufre de este tipo de acoso cuando existen conductas de aislamiento, sean difundidos rumores en torno a su persona, sufra de ridiculizaciones, sea menospreciado su labor, entre otros.
- Ataques a la calidad profesional y a la situación vital: es la violencia que tiene por objeto afectar el rendimiento laboral de un trabajador, o la percepción del mismo. Algunos ejemplos de este tipo de acoso laboral es cuando existen cambios frecuentes en las tareas que realiza el trabajador, cuando el causante de este acoso procura disminuir el rendimiento de la persona en su profesión y en la vida en general, entre otros ejemplos.
- Ataques directos a la salud: es cuando se pone en riesgo la integridad física o mental de un trabajador por exponerlo a situaciones que pueden resultar peligrosas. Este tipo de acoso laboral consiste en la asignación de tareas peligrosas a la persona que lo está sufriendo, también se da cuando existe violencia o amenazas de violencia entre el causante y el afectado, entre otros ejemplos.
- Acoso sexual: Es la intimidación o acoso de naturaleza sexual o violación, promesas no deseadas o inapropiadas a cambio de favores sexuales. Este tipo de acoso laboral generalmente proviene de superiores jerárquicos dentro del centro de trabajo y constituye un delito. Algunos ejemplos de este tipo de acoso es cuando un jefe de área promete un asenso laboral a un trabajador a cambio de un favor sexual, cuando alguna persona amenazada en ser despedida si se niega a realizar actos sexuales, entre otros.

 

¿Como utilizar este documento?

Este documento incluye toda la información necesaria que permite a cualquier persona que siente que ha sido víctima de acoso laboral se lo comunique a su empleador.

Se deberá de completar el formulario especificando todos los pormenores de tiempo modo y lugar en los que sucedió el acoso laboral. Del mismo modo la persona que complete este formulario podrá expresar si tiene conocimiento (y si este desea ser compartido) de otras posibles víctimas de acoso laboral.

Una vez completado el formulario este deberá de ser impreso y firmado por duplicado por la persona que sufrió el acoso laboral; una copia será recibida por el departamento de recursos humanos (o por el jefe de área o la persona que la empresa tenga dedicada a resolver los problemas internos de los trabajadores) y la otra copia deberá de ser firmada de recibida por el destinatario y dicha copia la conservará la persona que sufrió el acoso laboral.

Si el acoso laboral constituye un delito, la persona que sufrió acoso laboral podrá presentarse ante la autoridad correspondiente para acusar la comisión del delito presentando como prueba la carta de comunicación de acoso laboral al empleador y el dicho de la persona que lo sufrió.

 

Legislación aplicable

La carta de comunicación de acoso laboral a su empleador se rige por lo dispuesto en:

- La ley federal del trabajo.
- El código penal federal.
- La ley general de acceso de las mujeres a una vida libre de violencia.
- Protocolo de actuación frente a casos de violencia laboral, hostigamiento y acoso sexual, dirigido a las empresas de la República Mexicana.

 

¿Cómo modificar el modelo?

Completas un formulario. El documento se va redactando ante tus ojos, en base a tus respuestas.

Al finalizar, lo recibirás en los formatos Word y PDF. Puedes modificarlo y volver a utilizarlo.

Completar el modelo