Subir
Anexo al Contrato de Trabajo: Acuerdo de Trabajo Remoto por COVID-19 Coronavirus Completar el modelo

Anexo al Contrato de Trabajo: Acuerdo de Trabajo Remoto por COVID-19 (Coronavirus)

Última revisión
Última revisión Hace 3 semanas
Formatos
Formatos Word y PDF
Tamaño
Tamaño 3 a 5 páginas
Valoración 5 - 1 voto
Completar el modelo

Información sobre el modelo

Última revisión: Hace 3 semanas

Tamaño: 3 a 5 páginas

Formatos disponibles: Word y PDF

Valoración: 5 - 1 voto

Completar el modelo

¿Cómo funciona?

1. Elegir este modelo

Empieza haciendo clic en "Completar el modelo"

1 / Elegir este modelo

2. Completar el documento

Contesta a algunas preguntas y tu documento tipo se creará automáticamente.

2 / Completar el documento

3. Guardar - Imprimir

¡Tu documento está ya listo! Lo recibirás en los formatos Word y PDF. Lo podrás modificar.

3 / Guardar - Imprimir

Anexo al Contrato de Trabajo: Acuerdo de Trabajo Remoto por COVID-19 (Coronavirus)

El Anexo al Contrato de Trabajo: Acuerdo de Trabajo Remoto por COVID-19 (Coronavirus), es un documento por el cual una persona empleadora (natural o jurídica) y una persona trabajadora, que han firmado previamente un contrato de trabajo, pueden pactar que las funciones que debe realizar la persona trabajadora las realice bajo la modalidad de trabajo remoto, también conocido como teletrabajo o trabajo a distancia.

El trabajo remoto, teletrabajo o trabajo a distancia es aquel que no se realiza en los lugares físicos (ej. oficina, empresa, fábrica) con que cuenta la persona empleadora para que las personas que trabajan para ella realicen las funciones para las que fueron contratadas, sino que dichas funciones se llevan a cabo desde el propio hogar de la persona trabajadora o desde otro lugar designado en este documento, pudiendo hacer uso de medios informáticos o de telecomunicaciones. En todo caso, se deben respetar siempre las indicaciones o normas impuestas por las autoridades sobre los desplazamientos

En el contexto actual, este acuerdo de trabajo remoto es una de las respuestas que empleadores y trabajadores pueden dar a la necesidad de implementar medidas de distanciamiento social con el fin de prevenir el contagio masivo del virus denominado COVID-19, resguardando la vida y salud de la comunidad y contribuyendo al correcto funcionamiento del red de atención de salud.

La duración de la modalidad de trabajo remoto que se acuerda en este anexo, que en ningún caso puede extenderse más allá de la duración del contrato de trabajo al que se acompañará, será definida por las partes, pero siempre teniendo en consideración la evolución que en Chile tenga la problemática de salud derivada del contagio del virus COVID-19.

 

Cómo utilizar este documento

Este documento permite que, de manera temporal, se reemplace la modalidad de trabajo presencial o semi presencial por una modalidad de trabajo a distancia, de manera que empleadores y trabajadores puedan contribuir a disminuir los contagios del virus COVID-19.

Es indispensable que tanto la persona empleadora como la trabajadora estén de acuerdo en establecer esta modalidad de trabajo a distancia, para lo cual deberán definir el lugar donde la persona trabajadora realizará las funciones para las que fue contratada, indicar si esas funciones se cumplirán dentro de alguna jornada determinada de trabajo, el modo en que la persona empleadora dará instrucciones, hará consultas y, en definitiva, supervisará a la persona trabajadora. Finalmente se debe pactar la duración de esta modalidad de trabajo remoto.

Se podrá, además, dejar constancia en este anexo de los bienes, que en calidad de equipo o herramienta de trabajo, le sean entregados a la persona trabajadora para que realice las funciones para las cuales fue contratada por la persona empleadora mientras dure el trabajo remoto, pudiendo también hacerse una valorización de los mismos.

Una vez completado y descargado este documento, para que genere efectos jurídicos deberá ser leído y firmado tanto por la persona trabajadora como por la persona empleadora, en 2 ejemplares, de manera que cada parte quede en poder de uno de ellos.

A partir de la fecha de su firma, y para todos los efectos legales, este anexo se entenderá incorporado al contrato de trabajo al que se acompañará, pasando a formar parte integrante de él.

 

Legislación aplicable

La posibilidad de que las personas trabajadoras y empleadoras celebren un acuerdo de trabajo remoto se encuentra contemplada en la legislación chilena, particularmente en el artículo 22 del Código del Trabajo, que reconoce la existencia de personas trabajadoras contratadas para prestar servicios en su propio hogar o en un lugar libremente elegido por ellas, y de personas trabajadoras contratadas para que presten sus servicios preferentemente fuera del lugar o sitio de funcionamiento de la empresa, mediante la utilización de medios informáticos o de telecomunicaciones.

Por su parte, el marco normativo aplicable al contenido de este anexo se encuentra compuesto por el Código del Trabajo y el contrato de trabajo celebrado entre la persona empleadora y trabajadora que firmarán este anexo.

 

Cómo modificar el modelo

Completas un formulario. El documento se va redactando ante tus ojos, en base a tus respuestas.

Al finalizar, lo recibirás en los formatos Word y PDF. Puedes modificarlo y volver a utilizarlo.

Completar el modelo