Solicitud de permiso laboral retribuido Rellenar el modelo

¿Cómo funciona?

1. Elegir este modelo

Empieza haciendo clic en "Rellenar el modelo"

1 / Elegir este modelo

2. Rellenar el documento

Contesta a algunas preguntas y tu documento tipo se creará automáticamente.

2 / Rellenar el documento

3. Guardar - Imprimir

¡Tu documento está ya listo! Lo recibirás en los formatos Word y PDF. Lo podrás modificar.

3 / Guardar - Imprimir

Consultar a un abogado

Puedes optar por recurrir a los servicios de un abogado después de haber rellenado el documento.

Consultar a un abogado

Solicitud de permiso laboral retribuido

Última revisión Última revisión 29/03/2024
Formatos FormatosWord y PDF
Tamaño Tamaño1 página
4,7 - 6 votos
Rellenar el modelo

Última revisiónÚltima revisión: 29/03/2024

FormatosFormatos disponibles: Word y PDF

TamañoTamaño: 1 página

Opción: Ayuda de un abogado

Valoración: 4,7 - 6 votos

Rellenar el modelo

Este documento permite que un trabajador solicite a su empleador un permiso laboral retribuido por una serie de motivos recogidos en la legislación laboral. Este permiso autoriza al trabajador ausentarse de su puesto de trabajo durante un cierto tiempo (en general, breve), manteniendo su retribución (es decir, no se descuentan estos días u horas del salario del trabajador). Este documento no puede ser utilizado por funcionarios o empleados públicos.

En relación con este documento, se debe tener en cuenta que:


Permisos laborales retribuidos

Los trabajadores pueden solicitar un permiso laboral retribuido (es decir, que permite no asistir al trabajo pero ser remunerado como si se hubiera asistido) por los siguientes motivos:

  • por matrimonio o inscripción de pareja de hecho;
  • por fallecimiento de un familiar;
  • por mudanza;
  • por deberes públicos y personales;
  • por la realización de funciones sindicales o de representación de personal;
  • para exámenes prenatales y técnicas de preparación al parto, así como por gestiones de adopción y acogimiento;
  • por lactancia;
  • por nacimiento de un(a) hijo/a prematuro/a o por su hospitalización después del parto; y
  • por formación profesional para el empleo.
  • para el cuidado de un familiar de hasta el segundo grado o conviviente.
  • por la existencia de una situación de urgencia que afecte a un familiar.

Los convenios colectivos o los pactos con el empleador pueden ampliar los permisos o licencias anteriores y añadir otros (p. ej. "días de asuntos propios"), como, por ejemplo, la posibilidad de solicitar de permiso por asuntos propios.

 

Permiso por matrimonio

El Estatuto de los Trabajadores establece que los trabajadores tienen derecho a un permiso de 15 días naturales por matrimonio o inscripción de pareja de hecho, lo cual les permite disfrutar de su luna de miel. Esta duración puede ser ampliada por el convenio colectivo aplicable, que también puede extender este permiso al caso de formalización de una unión de hecho. Para justificarlo, se puede transmitir a la empresa copia del acta de matrimonio si este ya se ha celebrado o algún justificante de reserva, si aún no se ha hecho. En principio, estos días comienzan a contarse desde el momento en que el trabajador contraiga matrimonio o se inscriba como pareja de hecho, o desde el día siguiente hábil de su jornada si el matrimonio o la pareja de hecho se realiza un día en el que no le corresponde trabajar, salvo que la empresa permita su aplazamiento en el tiempo.

 

Permiso por fallecimiento de un familiar

El trabajador tiene derecho a un permiso de dos días en el caso de fallecimiento de parientes hasta el segundo grado de consanguinidad o afinidad. Este permiso será de cuatro días, si se produce en otra cuidad y es necesario el desplazamiento del trabajador.

Se consideran incluidos dentro del segundo grado de consanguinidad o afinidad la madre, el padre, los abuelos y abuelas, los hijos e hijas, los nietos y nietas y los familiares del cónyuge o de la pareja de hecho con el mismo parentesco (suegra, suegro, etc.). El convenio colectivo aplicable puede extender la duración de este permiso.

El trabajador deberá facilitar la documentación relativa al parentesco (libro de familia, certificado de nacimiento, copia del documento de identidad) y documentación acreditativa del fallecimiento, accidente o enfermedad grave (certificado de defunción, certificado médico). Estos días comienzan a contarse desde el momento en que el se produzca el fallecimiento del familiar del trabajador, o desde el día siguiente hábil de su jornada si ocurre un día en el que no le corresponde trabajar.

 

Permiso por mudanza

Los trabajadores tienen derecho a un permiso de un día por traslado de su domicilio habitual, duración que puede ser ampliada por el convenio colectivo aplicable. En caso de solicitarse, este permiso se puede justificar con el nuevo contrato (de arrendamiento o compraventa) firmado o con el nuevo volante de empadronamiento.

 

Permiso por deberes públicos y personales

Si el trabajador debe cumplir un deber inexcusable de carácter público y personal, la legislación laboral le concede un permiso por el tiempo indispensable para cumplirlo (o por el tiempo determinado en una norma legal o convencional referida a este deber; p. ej. si el trabajador participa en una mesa electoral durante un día hábil, tiene derecho a un día de permiso laboral retribuido el día de la elección y a cinco horas de reducción de jornada el día inmediatamente posterior). Son deberes inexcusables de carácter público y personal, entre otros, ejercer el derecho a voto, participar en una mesa electoral, desempeñar la función de jurado y acudir a un juicio como testigo. Si se recibe una indemnización económica por realizar este deber, su importe se descontará del salario del trabajador. Este permiso puede justificarse con el justificante entregado por la Administración pública en la que se tiene que cumplir este deber.

El Estatuto de los Trabajadores también establece que si el cumplimiento de este deber público supone la imposibilidad de prestar el trabajo en más del veinte por ciento de las horas laborables en un período de tres meses, la empresa podrá pasar al trabajador a la situación de excedencia forzosa.

 

Permiso por funciones sindicales o de representación de personal

En el caso de que el trabajador sea representante de personal (miembro del comité de empresa, delegado de personal) o representante sindical, tendrá un crédito de horas mensuales reconocidas como permiso para realizar estas funciones, que son reguladas por el convenio colectivo aplicable. El Estatuto de los Trabajadores establece que el número de horas depende del número de trabajadores, de la siguiente manera:

- Hasta 100 trabajadores: 15 horas mensuales.

- De 101 a 250 trabajadores: 20 horas mensuales.

- De 251 a 500 trabajadores: 30 horas mensuales.

- De 501 a 750 trabajadores: 35 horas mensuales.

- De 751 en adelante: 40 horas mensuales.

El convenio colectivo aplicable, puede establecer la posibilidad de acumulación de estas horas en uno o varios miembros del comité de empresa o delegados de personal, que podrán incluso dedicarse, exclusivamente, a estas funciones y continuar recibiendo su remuneración.

 

Permiso para exámenes prenatales y técnicas de preparación al parto y por gestiones de adopción y acogimiento

Las trabajadoras cuentan con un permiso retribuido para la realización de exámenes prenatales y técnicas de preparación al parto, siempre que estos deban realizarse durante su jornada laboral (por ejemplo, si la trabajadora trabaja por la mañana y estos solo se realizan por la mañana). Su duración es el tiempo indispensable para estos exámenes o técnicas, incluyendo el tiempo de desplazamiento y espera. La trabajadora puede elegir libremente el centro en el que serán realizados, y acudir antes de la jornada laboral (incorporándose más tarde) o una vez iniciada la misma. Esta licencia se puede justificar con un certificado emitido por el centro asistencial o por la Seguridad Social, que idealmente debe mencionar los horarios disponibles para esta actividad.

Por su parte, los futuros padres adoptivos o acogedores tienen derecho a un permiso retribuido por el tiempo indispensable para la asistencia a las sesiones obligatorias de información y preparación, y para la realización de los preceptivos informes psicológicos y sociales previos a la declaración de idoneidad para la adopción, guarda con fines de adopción o acogimiento, siempre que estos deban realizarse durante su jornada laboral. Estos permisos, que deben disfrutarse antes de la adopción (después de la adopción, se puede disfrutar de la baja por adopción), pueden justificarse con el certificado emitido por el centro donde se realicen las sesiones.

 

Permiso por lactancia

Los padres o madres por naturaleza, adopción o guarda con fines de adopción o acogimiento, pueden disfrutar de un permiso retribuido para la lactancia hasta que su hijo cumpla 9 meses. Este permiso puede consistir, a opción del trabajador, en una hora diaria de ausencia del trabajo o dos fracciones de media hora, una reducción de jornada en media hora o en su acumulación en jornadas completas, respetando lo establecido en el convenio colectivo o en el acuerdo con el empresario. En caso de partos, adopción, guarda con fines de adopción o acogimientos múltiples, su duración se incrementa proporcionalmente. Ambos progenitores tienen derecho a este permiso incluso si ambos están trabajando y lo solicitan a la vez.

Es el trabajador quien debe concretar el horario y determinar el período de disfrute del permiso de lactancia, salvo fuerza mayor, con un preaviso de 15 días o del plazo establecido en el convenio colectivo aplicable, precisando la fecha de inicio y de fin del permiso.

 

Permiso por nacimiento de un(a) hijo/a prematuro/a o por su hospitalización después del parto

En caso de nacimiento de hijos prematuros o que necesiten hospitalización después del parto, la madre o el padre podrán ausentarse del trabajo durante una hora al día o reducir su jornada de trabajo hasta un máximo de dos horas, con la disminución proporcional de su salario.

El trabajador debe concretar el horario y determinar el período de disfrute del permiso o la reducción horaria (respetando lo establecido en el convenio colectivo aplicable), salvo fuerza mayor, con un preaviso de 15 días o del plazo establecido en el convenio colectivo aplicable, precisando la fecha de inicio y de fin del permiso o de la reducción de jornada.

 

Permiso por formación profesional para el empleo

Los trabajadores con al menos un año de antigüedad en la empresa tienen derecho a un permiso retribuido de 20 horas anuales de formación profesional para el empleo, vinculada a la actividad de la empresa, que son acumulables por hasta cinco años. Este derecho se entiende cumplido cuando el trabajador realice las acciones formativas dirigidas a la obtención de la formación profesional para el empleo en el marco de un plan de formación desarrollado por iniciativa empresarial o comprometido por la negociación colectiva (pero no por la formación que la empresa deba impartir por obligación legal: ej. formación para la prevención de riesgos laborales). La concreción del modo de disfrute establecido se fija según lo dispuesto en el convenio colectivo aplicable o, en su defecto, por mutuo acuerdo entre el trabajador y el empresario.

 

Permiso para el cuidado de un familiar de hasta el segundo grado o conviviente

Los trabajadores tienen derecho a solicitar un permiso de hasta cinco días para cuidar a familiares que sufren un accidente o enfermedad graves, hospitalización o intervención quirúrgica sin hospitalización que precise reposo domiciliario del cónyuge o esposo/a, pareja de hecho, o parientes hasta el segundo grado por consanguineidad o afinidad (padre, madre, hijo/a, hermanos/as, nietos/as y abuelos/as). Se incluyen también los familiares de la pareja de hecho del trabajador, así como de cualquier otra persona distinta de las anteriores (p. ej. un tío), que conviva con el trabajador en el mismo domicilio y que requiera su cuidado efectivo.

El trabajador deberá facilitar la documentación relativa al parentesco (libro de familia, certificado de nacimiento, copia del documento de identidad) y documentación acreditativa del accidente o enfermedad grave (certificado de defunción, certificado médico).

 

Permiso por la existencia de una situación de urgencia que afecte a un familiar

Los trabajadores tienen derecho a ausentarse del trabajo por causa de fuerza mayor cuando sea necesario por motivos familiares urgentes relacionados con familiares de hasta el segundo grado (padre, madre, hijo/a, hermanos/as, nietos/as y abuelos/as) o personas convivientes, en caso de enfermedad o accidente que hagan indispensable su presencia inmediata. Se trata de situaciones en las que se necesita cuidar o atender al familiar por una situación de urgencia que no se pudo prever (p. ej. a un familiar que ha sufrido un accidente de tráfico).

Los trabajadores tendrán derecho a que sean retribuidas las horas de ausencia hasta un total de cuatro días al año, pudiendo establecerse un plazo superior en el convenio colectivo aplicable.


¿Cómo utilizar el documento?

Aunque la normativa solo establece que los permisos laborales retribuidos se deben comunicar previamente y justificar a la empresa, es conveniente solicitarlos por escrito al empresario, redactando una carta formal. Antes de redactar esta solicitud, el trabajador debe consultar el convenio colectivo aplicable para saber si este impone requisitos adicionales.

 

Contenido de la solicitud

En esta carta deberán constar los siguientes datos:

  • El tipo de permiso laboral retribuido que es solicitado.
  • La duración del permiso laboral solicitado.
  • La fecha de inicio y la fecha de fin del permiso laboral retribuido solicitado, o el día, y/o la hora de disfrute, dependiendo del tipo de permiso.
  • El motivo por el que se desea disfrutar del permiso remunerado.
  • La firma del trabajador solicitante.

 

Formalización de esta solicitud

Una vez completada, la solicitud debe ser firmada a mano por el trabajador. Asimismo, la solicitud debe ir acompañada de los documentos que acrediten esta situación (los cuales dependerán del tipo de permiso de que se trate).

A modo de ejemplo, el trabajador debe aportar el informe médico en el que se indica el motivo de ingreso del familiar que se desea cuidar, el justificante de realización de los cursos prenatales o de la formación por la que se solicita el permiso, el nuevo volante de empadronamiento o contrato de alquiler en los casos de mudanza, etc.

Salvo que el convenio colectivo lo establezca, no existe un plazo de preaviso para los permisos por matrimonio, por nacimiento de un(a) hijo/a, por fallecimiento de un familiar, por mudanza, por deberes públicos y personales, por funciones sindicales o de representación de personal, para exámenes prenatales y técnicas de preparación al parto, por gestiones de adopción y acogimiento, por cuidado de un familiar, por formación profesional para el empleo y por situación de urgencia que afecte a un familiar. Sin embargo, esta solicitud debe hacerse llegar al empleador con antelación suficiente (mínimo 15 días), salvo que esto sea imposible debido a la situación causante del permiso (ej. nacimiento, fallecimiento), de manera que la empresa pueda organizarse para cubrir el puesto de trabajo del trabajador. Los permisos de lactancia y por nacimiento de un(a) hijo/a prematuro o por su hospitalización después del parto deben ser solicitados con un preaviso de 15 días o el establecido en el convenio colectivo aplicable.

La solicitud puede ser entregada en mano, con la firma del recibí del empleador (o de un responsable habilitado para firmar), o bien mediante burofax (a través de copia física u online) con acuse de recibo y certificación de contenido o vía semejante, o por otro medio, solicitando al empresario que devuelva una copia firmada de la misma. Posteriormente, la empresa debe responder esta solicitud de forma expresa (por escrito u otro medio). Si la empresa deniega la solicitud de permiso laboral retribuido, el trabajador puede solicitarlo judicialmente.

Contar con una prueba escrita de la concesión del permiso laboral retribuido permite evitar que la empresa pueda proceder a un despido disciplinario por abandono del puesto de trabajo o que las horas o días de ausencia sean descontados de la remuneración del trabajador.


Legislación aplicable

Los permisos laborales retribuidos están regulados en el Real Decreto Legislativo 2/2015, de 23 de octubre, por el que se aprueba el texto refundido de la Ley del Estatuto de los Trabajadores (artículos 23, 37 y 68).

Asimismo, los convenios colectivos y los acuerdos individuales o contrato de trabajo pueden regular y precisar ciertos aspectos de los permisos laborales retribuidos.


Ayuda de un abogado

También tienes la opción de consultar a un abogado si necesitas ayuda.

El abogado puede contestar a tus preguntas o ayudarte en tus trámites. Al final de la creación del documento, se te ofrecerá esta opción.


¿Cómo modificar el modelo?

Rellenas un formulario. El documento se va redactando ante tus ojos, en función de tus respuestas.

Al finalizar, lo recibirás en los formatos Word y PDF. Puedes modificarlo y volver a utilizarlo.

Rellenar el modelo