Subir
Contrato de arrendamiento rústico Completar el modelo

Contrato de arrendamiento rústico

Última revisión
Última revisión 01/06/2020
Formatos
Formatos Word y PDF
Tamaño
Tamaño 7 a 11 páginas
Completar el modelo

Información sobre el modelo

Última revisión: 01/06/2020

Tamaño: 7 a 11 páginas

Formatos disponibles: Word y PDF

Opción: Ayuda de un abogado

Completar el modelo

¿Cómo funciona?

1. Elegir este modelo

Empieza haciendo clic en "Completar el modelo"

1 / Elegir este modelo

2. Completar el documento

Contesta a algunas preguntas y tu documento tipo se creará automáticamente.

2 / Completar el documento

3. Guardar - Imprimir

¡Tu documento está ya listo! Lo recibirás en los formatos Word y PDF. Lo podrás modificar.

3 / Guardar - Imprimir

Consultar a un abogado

Puedes optar por solicitar ayuda a un abogado después de haber completado el documento.

Consultar a un abogado

Contrato de arrendamiento rústico

Un contrato de arrendamiento rústico es un documento legal que se firma cuando una persona (física o moral) que es propietaria de una finca dedicada a actividades agrícolas, ganaderas o forestales, cede temporalmente su uso y disfrute a cambio del pago de una renta. Formalmente, la persona que cede el uso de la finca toma el nombre de "arrendador", y la persona que va a poder usarla recibe el nombre de "arrendatario".

Generalmente el arrendador es el dueño de la finca, pero en este tipo de contratos también puede ocurrir que sea el usufructuario o incluso el actual arrendatario de la finca. En este último caso estaremos hablando de un "sub-arrendamiento".

El sub-arrendamiento es un contrato mediante el cual el arrendatario cede a un tercero ("subarrendatario") el uso de todo o parte del inmueble alquilado (en este caso la finca o parcela). Respecto a la relación existente entre el arrendador y el arrendatario original, esta no se modifica, ni tampoco surge una relación directa entre el arrendador y el subarrendatario. Sin embargo, la duración del subarrendamiento será como máximo igual a la del contrato de arrendamiento. Para llevar a cabo el sub-arrendamiento de una finca se puede solicitar y obtener autorización a través de los siguientes documentos:


¿Qué es una finca rústica o explotación agraria?

Una finca rústica es un terreno extenso (usualmente del orden de hectáreas) dedicado a la agricultura o ganadería. Al ser terrenos muy extensos usualmente no se encuentran en zonas urbanas, pero bien puede ocurrir que una finca se encuentre en una zona urbana (por ejemplo, en la ciudad de Puebla). No obstante, esta situación es cada vez menos común, principalmente por razones de salud pública e higiene.

Este documento está adaptado para regular el arrendamiento de uno o varios inmuebles o terrenos rurales; es decir, destinados para su aprovechamiento agrícola, ganadero o forestal (aunque estos estén en una zona urbana). Asimismo, está adaptado para regular el arrendamiento de toda una explotación agrícola, ganadera o forestal; es decir, tanto de la finca así como del resto de elementos que se requieren para llevar a cabo el aprovechamiento de la tierra, tales como maquinaría, molinos, tractores, sistema de riego, herramientas de trabajo.

En caso de que se desee rentar otro tipo de inmuebles, por ejemplo, si lo que se desea es rentar un inmueble con el fin de habitarlo, puede utilizarse el Contrato de Arrendamiento para Casa Habitación. O bien, si lo que se desea es rentar un inmueble con fines comerciales (por ejemplo, para utilizarlo como tienda, o bodega), se puede utilizar un Contrato de Arrendamiento de Local Comercial, o si se desea rentar un inmueble como oficina, puede utilizar un Contrato de Arrendamiento de Oficina.


¿El contrato de arrendamiento rústico puede incluir el destino o finalidad que se le dará a una finca?

En el contrato de arrendamiento rústico inicialmente se pueden prever los fines o aprovechamientos a los que se destinará la finca alquilada (por ejemplo, puede indicar que la finca se destinará al cultivo de tomate). Sin embargo, el arrendatario tendrá la posibilidad de determinar el tipo de cultivo, pues este eventualmente podría modificarse debido a las condiciones del clima (por ejemplo, por una larga sequía o una temporada de lluvia extensa).

En todo caso, el arrendatario deberá devolver las tierras en el mismo estado en que las recibió. Por lo anterior, sólo será posible imponer restricciones sobre los cultivos o sobre el destino de los productos cuando se pretenda evitar que la capacidad de cultivo de la tierra se agote, o bien, la restricción se derive de una ley o reglamento.


¿Cuánto tiempo puede durar un contrato de arrendamiento rústico?

La duración mínima de un contrato de arrendamiento rústico es de un año. Dependiendo del Estado del país en el que se firme el contrato, este puede tener una duración máxima de 10 o 20 años, independientemente del uso que se les de a las fincas durante el arrendamiento. No obstante siempre existirá la posibilidad de firmar un nuevo contrato para dar continuidad a un arrendamiento prolongado.


¿La renta puede pagarse en dinero o con productos de la finca?

La renta puede ser libremente fijada por las partes, y esta puede consistir en una cantidad de dinero o bien en productos de cualquier especie, sean estos fruto del aprovechamiento que se le dé a la finca que se renta, o sean obtenidos por otro medio (por ejemplo, por un intercambio con otro productor).


¿Cómo utilizar este contrato?

Este modelo está diseñado para aquellas personas que desean rentar cualquier tipo de finca rústica, y puede ser utilizado tanto por personas físicas como por personas morales.

El documento contiene las cláusulas que regularán las condiciones en las que se produce el arrendamiento, los derechos y obligaciones para cada una de las partes, el tiempo que durará el contrato, el monto de la renta en dinero o en su caso en especie, la descripción de la finca, así como el uso o destino que se le dará a la misma.

Además se puede especificar la forma y tiempos en los que deberá pagarse la renta. Si las partes lo desean, pueden incluir también la constitución de una garantía en favor del arrendador (particularmente para el pago de la renta y el deber de conservación de la finca). En este contrato es posible incluir como garantías un depósito (una cantidad de dinero), así como la figura del fiador (también conocido como aval).

Una vez precisados estos elementos, y después de que el contrato haya sido leído y firmado en cada una de sus hojas por las partes o por sus representantes legales, el contrato tendrá plena validez. Finalmente, aunque la ley no exige que el contrato se formalice en un documento público, las partes pueden solicitar la inscripción del contrato en el registro público en cualquier momento.


Derecho aplicable

Legislación civil (código civil federal y códigos civiles estatales).

En el caso específico del código civil federal, es aplicable el Libro cuarto, Título sexto.


Ayuda de un abogado

También tienes la opción de consultar a un abogado si necesitas ayuda.

El abogado puede contestar a tus preguntas o ayudarte en tus trámites. Al final de la creación del documento, se te ofrecerá esta opción.


¿Cómo modificar el modelo?

Completas un formulario. El documento se va redactando ante tus ojos, en base a tus respuestas.

Al finalizar, lo recibirás en los formatos Word y PDF. Puedes modificarlo y volver a utilizarlo.

Completar el modelo