Subir
Contrato de cesión de marcas y nombres comerciales Rellenar el modelo
(GRATUITO)

Contrato de cesión de marcas y nombres comerciales

Última revisión
Última revisión Hace 3 semanas
Formatos
Formatos Word y PDF
Precio
Precio Gratuito
Tamaño
Tamaño 8 a 12 páginas
Rellenar el modelo (GRATUITO)

Información sobre el modelo

Última revisión: Hace 3 semanas

Tamaño: 8 a 12 páginas

Formatos disponibles: Word y PDF

Precio: GRATUITO

Rellenar el modelo (GRATUITO)

¿Cómo funciona?

1. Elegir este modelo

Empieza haciendo clic en "Rellenar el modelo"

1 / Elegir este modelo

2. Rellenar el documento

Contesta a algunas preguntas y tu documento tipo se creará automáticamente.

2 / Rellenar el documento

3. Guardar - Imprimir

¡Tu documento está ya listo! Lo recibirás en los formatos Word y PDF. Lo podrás modificar.

3 / Guardar - Imprimir

Contrato de cesión de marcas y nombres comerciales

El contrato de cesión de marca o nombre comercial es un acuerdo por el cual una parte titular o propietaria de una marca, nombre comercial o dominio de internet (cedente) cede o transmite a un tercero (cesionario) la titularidad sobre dichos signos distintivos a cambio del pago de un precio o canon o de forma gratuita.

Esta transmisión puede ser sobre la totalidad de los productos o servicios recogidos bajo la marca, o bien de forma parcial sobre una parte concreta de los productos o servicios comercializados bajo el signo distintivo.

 

¿Qué es una marca registrada?

Se considera como marca todos aquellos signos distintivos o símbolos que sirven para identificar el origen y características de productos o servicios en el mercado. La marca puede ser así una palabra o denominación, un conjunto de siglas o iniciales, un logo, un determinado color asignado a un producto o formas tridimensionales que identifiquen un producto (p. ej. la forma del envase donde se transporta el producto), entre otros.

Esta marca o símbolo distintivo se inscribirá en el registro de marcas de los países donde se comercializarán productos o servicios bajo la marca (en el caso español, se registrarán en el Registro de Marcas de la Oficina Española de Patentes y Marcas (OEPM)) con el fin de prevenir su uso por parte de terceros.

Las marcas registradas se suelen identificar añadiendo los símbolos R, MR o TM al lado de la misma, incluyendo su número de registro. Por otro lado, el registro de la marca será de carácter indefinido siempre que se mantenga su uso en el tiempo y se renueve su registro cada cinco años.

 

¿Qué es un nombre comercial?

Se considera como nombre o denominación comercial todos aquellos signos distintivos o símbolos que sirven para identificar a una empresa o negocio frente a otros de la competencia. El nombre comercial podrá coincidir con la denominación social (nombre) de una empresa o negocio, pero no es necesario que coincidan en ningún caso.

Al igual que las marcas, los nombres comerciales deben registrarse en cada mercado donde sean utilizados (en España se inscribirían ante la Oficina Española de Patentes y Marcas), lo cual permite proteger el nombre comercial frente a terceros que puedan intentar hacer uso del mismo.

El registro del nombre comercial se podrá mantener de forma indefinida siempre que se mantenga su uso en el tiempo y se renueve su registro cada cinco años.

 

¿Qué es un dominio de internet?

Se trata del nombre que permite identificar un determinado sitio web o dirección de internet. Este nombre se puede solicitar en cualquier servidor o plataforma de internet registrada en el ICNN (The Internet Corporation of Assigned Names and Numbers, organización encargada del control del registro de dominios a nivel internacional). Los servidores o plataformas son los encargados de alojar la página web y asignarle su dominio de forma indefinida a cambio de un precio o canon periódico. El registro de un determinado dominio en un servidor impide su uso por cualquier persona que no sea su titular.

 

Contrato de cesión vs contrato de licencia

Este contrato no debe confundirse con el denominado contrato de licencia de uso de marcas y nombres comerciales. Este contrato implica únicamente la cesión de los derechos de uso sobre la marca o nombre comercial, pero en ningún caso se produce la transmisión de la titularidad como si ocurre a través de la cesión.

De esta forma, el contrato de licencia de uso permite a la persona que firma el contrato (licenciatario) hacer uso de la marca, nombre comercial o dominio de internet. El titular podrá licenciar el uso de la marca, nombre comercial o dominio de internet a terceros e incluso podrá por sí mismo seguir haciendo uso de la misma, siempre que no sea una licencia exclusiva. Por el contrario, en el contrato de cesión el nuevo titular de los derechos de propiedad de la marca, nombre comercial o dominio de internet será el cesionario, por lo que el cedente no podrá seguir haciendo uso de la marca ni licenciar la misma a otras personas.

 

¿Cómo utilizar este documento?

Una vez descargado este documento, el mismo deberá ser firmado por cada una de las partes. El documento podrá ser firmado por una o varias persona(s) física(s) (persona natural), ya sea en su propio nombre o a través de un representante debidamente autorizado (p. ej. apoderado), o por una o varias persona(s) jurídica(s) (como puede ser una empresa, una asociación, etc.) a través de su representante persona física (p. ej. administrador).

En concreto, este contrato deberá ser firmado conjuntamente por todos los titulares de la marca, nombre comercial o dominio de internet.

 

  • Contenido del contrato

Este documento incluye el siguiente contenido mínimo para garantizar su eficacia:

  • la información sobre las partes del contrato;
  • el precio de la cesión y su forma de pago o condiciones para el otorgamiento de una cesión gratuita;
  • la descripción de la marca o nombre comercial que se cede, incluyendo su ámbito territorial de registro (español, europeo, etc.)
  • el ámbito territorial al que se circunscribe la cesión de la marca, nombre comercial o dominio de internet (puede permitirse su uso en cualquier país o región sin restricciones o limitarse su uso a una determinada área geográfica);
  • la manifestación de la posible existencia de cargas sobre la marca o nombre comercial; y,
  • el tipo de cesión de la marca, nombre comercial o dominio de internet, ya sea total, o parcial, es decir, la marca o nombre comercial se cede sólo para ciertos productos o servicios.

Además de los aspectos arriba indicados, en el propio documento se incluyen otras cláusulas relevantes, como las cláusulas de confidencialidad y de no competencia del cedente que se comentarán a continuación.

Por último, se podrá incluir, de forma opcional, una cláusula para exigir al cedente que informe a sus clientes sobre la decisión de ceder de la marca y los datos del cesionario, así como la obligación del cedente de facilitar la lista de clientes actuales de la marca, nombre comercial o dominio de internet objeto de cesión en favor del cesionario. De esta forma, se permite con ambas cláusulas facilitar la transición de un titular a otro, sin que esta situación perjudique a las ventas o comercialización de los productos o servicios comercializados bajo la marca, nombre comercial o dominio de internet.

 

  • Cláusula de no competencia

Mediante esta cláusula, se trata de evitar que el cedente pueda seguir haciendo uso de sus conocimientos relacionados con la comercialización o uso de la marca, nombre comercial o dominio de internet con posterioridad a la firma del contrato, tanto si actúa por cuenta propia como empresario como si trabaja como empleado para un competidor durante un periodo de tiempo determinado. De esta forma se trata de prevenir que el cedente pueda hacer uso de de la información y experiencia acumulada en su favor y competir de forma desleal con el cesionario.

En todo caso, este periodo de tiempo de no competencia deberá ser remunerado y su duración proporcional a la importancia de la información que dispone y al daño que podría causar al cesionario la posible competencia desleal de cedente.

 

  • Cláusulas de confidencialidad

Dada la importancia de la información que puede ser transmitida entre las partes, sobre todo en relación con los productos o servicios distribuidos bajo la marca, nombre comercial o dominio de internet, es muy importante proteger toda la información relacionada con este contrato.

A través de esta cláusula, las partes quedan obligadas a guardar secreto de la información revelada en relación a este contrato y a prevenir que la misma pueda ser utilizada por terceros en su propio beneficio. En concreto, las partes deberán poner todos los medios necesarios para evitar el uso de información confidencial por parte de terceros y garantizar que la información relacionada con la marca, nombre comercial o dominio de internet no sea divulgada.

 

  • Formalización de la transmisión

Una vez firmado este contrato por todas las partes, se deberá solicitar ante Oficina Española de Patentes y Marcas el cambio de titularidad de la marca, rellenando la solicitud destinada a tal fin.

Para poder llevar a cabo dicha solicitud, será necesario adjuntar el presente contrato al denominado documento o certificado de transmisión debidamente cumplimentado.

Una vez presentados estos documentos, la Oficina Española de Patentes y Marcas practicará el cambio de titularidad salvo que de los documentos que establecen la transmisión se dedujera que esta transmisión de la marca o nombre comercial podría llevar al público a error, en particular sobre la naturaleza, la calidad o la procedencia geográfica de los productos o de los servicios para los cuales se encuentra registrada.

P. ej. se cede una marca de vinos Ribera de Duero a una bodega que comercializa vinos Rioja, lo cual puede confundir al consumidor sobre el origen del vino, o si una marca de embutidos ibéricos es cedida a una empresa que distribuye productos cárnicos que no cumple con la denominación de origen Ibérico.

Esta denegación podrá solventarse si el cesionario acepta limitar la solicitud o el registro de la marca a productos o servicios para los cuales no resulte engañosa.

En el caso de los dominios de internet, la cesión se deberá comunicar al servidor en el que se sitúa el dominio.

 

Derecho aplicable

El contrato de cesión de marca, nombre comercial y dominio de internet queda sujeto a lo dispuesto en ley de marcas 17/2001, de 8 de diciembre, sobre todo en lo expuesto en su artículo 46 y siguientes. En lo referente a las marcas de la Unión Europea, será de aplicación el Reglamento 2015/2424 del Parlamento Europeo y del Consejo de 16 de diciembre de 2015.

Por otro lado, en lo no regulado en las leyes anteriores, será de aplicación lo dispuesto en el Código Civil y Código de Comercio español.

 

¿Cómo modificar el modelo?

Rellenas un formulario. El documento se va redactando ante tus ojos, en función de tus respuestas.

Al finalizar, lo recibirás gratuitamente en los formatos Word y PDF. Puedes modificarlo y volver a utilizarlo.

Rellenar el modelo (GRATUITO)