Contrato de cesión de derechos de imagen Rellenar el modelo

¿Cómo funciona?

1. Elegir este modelo

Empieza haciendo clic en "Rellenar el modelo"

1 / Elegir este modelo

2. Rellenar el documento

Contesta a algunas preguntas y tu documento tipo se creará automáticamente.

2 / Rellenar el documento

3. Guardar - Imprimir

¡Tu documento está ya listo! Lo recibirás en los formatos Word y PDF. Lo podrás modificar.

3 / Guardar - Imprimir

Consultar a un abogado

Puedes optar por recurrir a los servicios de un abogado después de haber rellenado el documento.

Consultar a un abogado

Contrato de cesión de derechos de imagen

Última revisión Última revisión Este mes
Formatos FormatosWord y PDF
Tamaño Tamaño2 a 3 páginas
Rellenar el modelo

Última revisiónÚltima revisión: Este mes

FormatosFormatos disponibles: Word y PDF

TamañoTamaño: 2 a 3 páginas

Opción: Ayuda de un abogado

Rellenar el modelo

¿Qué es un contrato de cesión de derechos de imagen?

El contrato de cesión de derechos de imagen es un documento que permite que una persona física (cedente) autorice a cualquier persona física o jurídica (cesionario) a utilizar su imagen a título gratuito u oneroso (a cambio de una compensación económica).

El consentimiento o autorización puede ser otorgado de forma previa o posterior a la obtención, reproducción o publicación.

La autorización se puede conceder por una duración indefinida o determinada. Asimismo, es posible determinar los usos o fines para los cuales y los medios o soportes a través de los cuales el cesionario podrá utilizar la imagen del cedente.


¿Cuál es la diferencia entre la cesión de derechos de imagen y la autorización para el uso de imágenes?

El contrato de cesión de derechos de imagen es un acuerdo en el que surgen derechos y obligaciones para ambas partes, y puede ser a cambio de una contraprestación económica o a título gratuito. Además, al ser un contrato, las partes pueden negociar las cláusulas que incluir en él.

No obstante, la Autorización para el uso de imágenes es una simple autorización para el uso de una imagen (ej. cuando un padre presta consentimiento al centro deportivo donde su hijo realiza actividades para que utilice sus fotos en la cuenta oficina de Facebook), de carácter siempre gratuito. La autorización no tiene carácter de contrato por lo que las partes no negocian las condiciones, sino que únicamente el cedente debe firmar la autorización.


¿Es obligatoria la celebración por escrito de un contrato de cesión de derechos de imagen?

No, no es obligatoria. Las partes pueden acordar un contrato de cesión de derechos de imagen de forma oral, es decir, acordar verbalmente la cesión de imágenes.

Ahora bien, la firma del contrato por escrito permite fijar los acuerdos entre el cedente y el cesionario, y permitirá probar en caso de conflictos futuros que la utilización de la imagen fue autorizada, así como las condiciones y los plazos en los cuales se cedió su uso.


¿Qué es el derecho de imagen?

El derecho a la imagen es un derecho fundamental protegido por la legislación española, por lo cual nadie puede utilizar la imagen de otra persona sin su autorización.

El derecho a la propia imagen consiste en la facultad exclusiva que tiene cada persona de captar, difundir o publicar su propia imagen y, por tanto, de oponerse a que otras personas lo hagan. Por esta razón, es necesario el consentimiento expreso del titular o de su representante legal (en el caso de los menores o incapacitados judicialmente) para obtener, reproducir o publicar por cualquier medio o soporte (vídeo, fotografía, grabación de voz, cartel publicitario, sitio web) la imagen de una persona.

Este documento está adaptado para otorgar autorización para que un tercero utilice la imagen de una persona; si lo que se desea es oponerse a una utilización realizada sin autorización, utilice la petición para retirar una fotografía o imagen.

¿Existen excepciones a la a la necesidad de consentimiento del titular para utilizar su imagen?

Solo existen algunas excepciones legales a la necesidad de consentimiento del titular para utilizar su imagen:

  • cuando se trate de personas que ejerzan un cargo público o una profesión de notoriedad o proyección pública y la imagen se capte durante un acto público o en lugares abiertos al público;
  • la utilización de la caricatura de personas que ejerzan un cargo público o una profesión de notoriedad o proyección pública, de acuerdo con el uso social; y
  • cuando la imagen de la persona (cualquier persona, incluso que no sea personaje público) aparezca como meramente accesoria de la información gráfica sobre un suceso o acontecimiento público.


¿Qué debe incluir un contrato de cesión de derechos de imagen?

El contrato de cesión de derechos de imagen debe incluir, como mínimo, los siguientes puntos:

  • La descripción del cedente y cesionario (consistirán en el nombre, apellidos, DNI, domicilio e indicación de si actúan en nombre propio o por representación);
  • por cuánto tiempo se ceden los derechos de imagen (duración);
  • para qué usos o finalidades;
  • en qué lugares, medios o soportes podrá utilizarse la imagen;
  • si la cesión se hace de forma gratuita o a cambio de una compensación económica, y cómo se calculará esta última.

La autorización concedida en este contrato es revocable en cualquier momento por el cedente; sin embargo, este puede tener que indemnizar los daños y perjuicios causados al cesionario.


¿Quién puede firmar un contrato de cesión de derechos de imagen?

En un contrato de cesión de derechos de imagen, el cedente que firme tiene que ser una persona física.

No obstante, el cesionario puede ser tanto persona jurídica o empresa como por personas física o individual.

No deben cumplir con requisitos especiales para la firma de un contrato de cesión de derechos de imagen. En todo caso, las partes deben disponer de la capacidad suficiente para la firma del contrato. En relación con esto, es importante tener en cuenta lo siguiente:

  • Las partes, tanto el cedente como el cesionario, deben ser mayores de edad, es decir, mayores de 18 años, o en caso contrario, este contrato lo deberá firmar sus padres o tutores.
  • Si una de las partes es una persona jurídica, la firma de este contrato se debe por su representante o persona autorizada por la persona jurídica (p. ej. por un administrador de la empresa).


¿Qué es necesario realizar una vez el contrato de cesión de derechos de imagen esté preparado?

El contrato de cesión de derechos de imagen debe ser firmado por las partes o, en su caso, por sus representantes, que deberán exhibir la autorización, o en su caso poder notarial, que les habilita a ello en el momento de la firma.

Para dotarlo de un mayor nivel de seguridad, las firmas han de figurar no sólo en la sección final del documento, sino también en el borde izquierdo de cada página que compone el documento.

Una vez firmado, el cesionario deberá respetar los usos y la duración pactada en el contrato. Es decir, si el cesionario utiliza la imagen del cedente por más tiempo, para otros usos o en lugares distintos de los autorizados en este contrato, será responsable civilmente ante el cedente, debiendo indemnizar los daños y perjuicios causados.


¿Es necesario firmar este contrato de cesión de derechos de imagen ante un notario?

No es necesario firmar el contrato de cesión de derechos de imagen ante notario ya que tiene validez por sí mismo.

En general, la firma de estos documentos no se realiza ante notario ya que supone un importante coste (las partes tienen que pagar los honorarios del notario), e implica una dilación en el tiempo necesario para llevar a cabo la firma del contrato.


¿Cuál es la legislación aplicable al contrato de cesión de derechos de imagen?

Los derechos de imagen se regulan en la Ley Orgánica 1/1982, de 5 de mayo, sobre protección civil del derecho al honor, a la intimidad personal y familiar y a la propia imagen (particularmente, son de aplicación sus artículos 2, 7 y 8).


Ayuda de un abogado

También tienes la opción de consultar a un abogado si necesitas ayuda.

El abogado puede contestar a tus preguntas o ayudarte en tus trámites. Al final de la creación del documento, se te ofrecerá esta opción.


¿Cómo modificar el modelo?

Rellenas un formulario. El documento se va redactando ante tus ojos, en función de tus respuestas.

Al finalizar, lo recibirás en los formatos Word y PDF. Puedes modificarlo y volver a utilizarlo.

Rellenar el modelo