Subir
Reglamento de normas internas de una comunidad de vecinos Rellenar el modelo

Reglamento de normas internas de una comunidad de vecinos

Última revisión
Última revisión La semana pasada
Formatos
Formatos Word y PDF
Tamaño
Tamaño 12 a 19 páginas
Rellenar el modelo

Información sobre el modelo

Última revisión: La semana pasada

Tamaño: 12 a 19 páginas

Formatos disponibles: Word y PDF

Opción: Ayuda de un abogado

Rellenar el modelo

¿Cómo funciona?

1. Elegir este modelo

Empieza haciendo clic en "Rellenar el modelo"

1 / Elegir este modelo

2. Rellenar el documento

Contesta a algunas preguntas y tu documento tipo se creará automáticamente.

2 / Rellenar el documento

3. Guardar - Imprimir

¡Tu documento está ya listo! Lo recibirás en los formatos Word y PDF. Lo podrás modificar.

3 / Guardar - Imprimir

Consultar a un abogado

Puedes optar por recurrir a los servicios de un abogado después de haber rellenado el documento.

Consultar a un abogado

Reglamento de normas internas de una comunidad de vecinos

Este documento permite elaborar un reglamento de normas internas de una comunidad de propietarios; es decir, permite establecer un conjunto de normas o pautas de convivencia que regulan las relaciones de vecindad en el seno de una comunidad, así como normas de uso de los elementos comunes que deberán respetar todos los vecinos de una comunidad.

En el caso de que lo que se desee sea regular las propias normas de funcionamiento y administración de la comunidad (elección de los órganos de gobierno, formas de convocatoria de las juntas de propietarios, formas de aprobación de acuerdos en la junta, etc.), se deberá acudir a los estatutos de una comunidad de propietarios.

 

  • ¿Cuál es el objeto de un reglamento de normas internas?

El objetivo de este documento es el de regular de forma detallada las principales normas o pautas de actuación de los vecinos de una comunidad de propietarios, así como sus obligaciones y derechos como miembros de la comunidad. Así, entre otros, este documento permite regular los siguientes aspectos:

  • Las reglas de mantenimiento de las zonas comunes.
  • Las restricciones a la hora de llevar a cabo reformas en las viviendas o locales que puedan afectar al inmueble.
  • El procedimiento para solicitar la realización de algún cambio en una vivienda que afecte a la fachada del edificio.
  • Las obras o instalaciones que se podrán llevar a cabo sobre la fachada de las viviendas (instalación de tendederos, aires acondicionados, toldos, etc.).
  • La responsabilidad de los vecinos ante los daños que se puedan provocar en los elementos comunes.
  • Las obligaciones referidas al pago de cuotas de la comunidad y a posibles derramas.
  • Las normas de uso de instalaciones comunes, como pueden ser jardines, patios, piscinas, pistas deportivas, etc.
  • Las normas de uso de garajes y trasteros.
  • Las reglas de respeto de la convivencia, incluyendo limitación de ruidos y actividades molestosas.
  • Las normas de respeto a los restantes vecinos en referencia a posibles actividades insalubres o al almacenamiento de productos tóxicos, venenosos, o que puedan producir fuertes hedores.

En todo caso, este documento permite regular cualquier otro aspecto que los vecinos consideren oportuno.

Por último, estas normas deberán respetar lo dispuesto en la Ley, así como lo establecido en los estatutos de la comunidad. De esta forma, este reglamento no podrá contradecir lo dispuesto en dichos estatutos, únicamente podrá desarrollar estos o introducir normas de actuación de vecinos que vayan más allá de los aspectos regulados en los estatutos.

 

  • ¿Qué tipo de comunidades pueden aprobar este reglamento de normas internas?

Puede aprobar este reglamento cualquier tipo de comunidad de vecinos o de propietarios, incluyendo fincas de vecinos o de viviendas, mancomunidades (agrupación de varias comunidades de vecinos), así como comunidades de vecinos con viviendas y locales comerciales.

 

¿Cómo utilizar este documento?

Este reglamento de normas internas de una comunidad de vecinos se puede aprobar junto con los estatutos de la comunidad, o bien, se pueden aprobar en un momento posterior. Por otro lado, la aprobación del reglamento no es un acto formal, por lo que su validez no está sujeta a ningún requisito de forma; es decir, pueden otorgarse en documento público o privado.

Al igual que los estatutos, la aprobación de un reglamento de normas internas no es obligatorio; sin embargo, se trata de un instrumento jurídico muy útil para regular las principales normas de conducta y obligaciones de los vecinos.

Este reglamento recoge el siguiente contenido:

  • los datos de identificación de la comunidad de vecinos que aprueba el reglamento;
  • la identificación de los vecinos que quedarán sujetos a este reglamento;
  • la definición de las zonas privativas y comunitarias;
  • los requisitos para poder hacer instalaciones o modificaciones sobre la fachada;
  • las normas de uso y mantenimiento en referencia a las zonas comunitarias;
  • la obligación de los propietarios de comunicar este reglamento a los inquilinos u otros ocupantes legales;
  • la duración de este reglamento; y
  • las posibles sanciones que podrán corresponder a los vecinos que incumplan con el reglamento.

Así, este documento, que debe ser conforme a la ley y a los estatutos de la comunidad, está destinado a regular los derechos y obligaciones de los miembros de la comunidad.

 

  • ¿Cuáles son los requisitos para la aprobación de un reglamento de normas internas?

Este reglamento deberá ser aprobado por la mayoría de los votos de los propietarios reunidos en la junta de propietarios convocada al efecto. Asimismo, cualquier modificación de este reglamento también deberá ser aprobada por mayoría. Se considera que existe mayoría si todos los propietarios están presentes y votan a favor la mitad más uno, si la mayoría vota a favor y el resto se abstiene, y si la mayoría de los propietarios ausentes en la Junta en que se aprueba el reglamento no manifiestan su discrepancia en el plazo de 30 días desde la celebración de la junta.

Por tanto, si se desea modificar el reglamento previamente elaborado, será necesario enviar una convocatoria a la junta general de propietarios a todos los propietarios de la comunidad, y al momento de celebrarla, levantar un acta de la junta general de propietarios en la que conste su aprobación por mayoría.

A diferencia de los estatutos de la comunidad, este reglamento no se debe inscribir en el registro de la propiedad.

 

Normativa aplicable

El reglamento de normas internas de la comunidad de propietarios se rige por lo previsto en la Ley 49/1960, de 21 de julio, sobre propiedad horizontal; particularmente, en su artículo 6.

Asimismo, se rigen, en su caso, por lo previsto en el título constitutivo de la comunidad y en los estatutos.

 

Ayuda de un abogado

También tienes la opción de consultar a un abogado si necesitas ayuda.

El abogado puede contestar a tus preguntas o ayudarte en tus trámites. Al final de la creación del documento, se te ofrecerá esta opción.

 

¿Cómo modificar el modelo?

Rellenas un formulario. El documento se va redactando ante tus ojos, en función de tus respuestas.

Al finalizar, lo recibirás en los formatos Word y PDF. Puedes modificarlo y volver a utilizarlo.

Rellenar el modelo