¿Cuáles son las principales cláusulas de un pacto de socios?

Última revisión: Última revisión:28 de marzo 2023
Valoración Valoración 4,5 - 1 voto

Tal y como se recoge en la guía ¿Qué es y cuándo conviene firmar un pacto de socios?, un pacto de socios es un acuerdo que pueden firmar la totalidad o parte de los socios de cualquier empresa, startup o proyecto de negocio, tanto si se encuentra ya en funcionamiento, como si es un proyecto futuro, con el fin de clarificar las intenciones de cada uno de ellos y evitar posibles conflictos.

Este acuerdo permite establecer la forma de actuar entre los socios, así como las actividades que cada uno de ellos debe realizar (p. ej. la obligación de prestar un cierto número de horas de trabajo en beneficio de la sociedad, la necesidad de que realicen una aportación de dinero, etc.), así como las consecuencias que se pueden derivar de su incumplimiento.

A continuación, se analizarán las cláusulas o puntos más importantes que se deberán incluir en un pacto de socios para asegurar su utilidad y evitar posibles conflictos entre los socios:

1. Objetivos de la empresa

En primer lugar, el pacto de socios debe incluir los objetivos y la misión de la empresa, así como las metas a corto y largo plazo que los socios desean alcanzar (p. ej. desarrollar un determinado tipo de software para su posterior comercialización, alcanzar un determinado volumen de ventas de un producto, etc.). Los socios pueden establecer libremente los objetivos concretos que desean alcanzar.

Cuanto más detallados sean los objetivos a corto y largo plazo que los socios desean alcanzar, más sencillo será evaluar en el futuro si la evolución de la empresa es la esperada, así como determinar si la actuación de los socios está siendo la adecuada.

2. Actividades, funciones y responsabilidades que se compromete a asumir cada socio

Además de los objetivos de los socios, el pacto debe establecer, de forma clara, las funciones y/o responsabilidades que asume cada socio con el fin de garantizar que la empresa o startup pueda desarrollar de forma adecuada su actividad.

De esta manera, el pacto debe recoger cada una de las tareas o funciones concretas que asume cada socio (p. ej. se puede acordar que uno de los socios realice actividades de asesoramiento mientras los demás se dedican a desarrollar los productos que desea comercializar la empresa). Asimismo, el pacto puede recoger las aportaciones económicas que deberán realizar en favor de la empresa (p. ej. se puede acordar que cada socio haga una aportación de 10.000 euros en favor de la empresa a la fecha de firma del pacto de socios).

La definición clara de cada una de las tareas u obligaciones de los socios es un elemento esencial, ya que permitirá a los socios tomar medidas en el caso de que los resultados no sean los esperados o no se realice la actividad comprometida con la empresa (p. ej. si un socio se compromete a prestar servicio jurídico gratuito a la empresa y, finalmente, no presta estos servicios, se podría exigir responsabilidad a este socio por incumplimiento del pacto de socios).

3. Fomento del compromiso de los socios

Uno de los mayores problemas a los que puede enfrentarse una empresa de reciente creación es la salida de uno o varios de sus socios o empleados clave. Es por ello que el pacto de socios debe incluir las condiciones bajo las cuales un socio puede salir de la empresa, ya sea voluntariamente o por expulsión. Esto ayudará a proteger los intereses de los demás socios y a garantizar la continuidad de la empresa.

Una de las cláusulas más importantes que se deben recoger es la denominada cláusula de permanencia (también conocido como Lock up period). Esta cláusula permite establecer un período de tiempo durante el cual los socios fundadores de una empresa se comprometen a no vender o transferir sus acciones o participaciones de la sociedad.

En otras palabras, la introducción de una cláusula de permanencia impide que los socios fundadores abandonen la empresa en un plazo determinado, garantizando una cierta estabilidad y continuidad en la gestión y la viabilidad de la empresa.

4. Regulación de la transmisión de acciones o participaciones de la empresa

La regulación de la venta o transmisión de acciones o participaciones de la empresa es uno de los puntos más importantes recogidos dentro de un pacto de socios. El objetivo del pacto debe ser la protección de los intereses de los socios en el caso de que tenga lugar la venta de la sociedad y la prevención del perjuicio que podría provocar la entrada de nuevos socios sin el acuerdo de los preexistentes.

Dentro de las cláusulas que permiten regular la transmisión de acciones o participaciones, destacan las siguientes:

  • Derecho de arrastre o Drag-along: Mediante esta cláusula, los socios minoritarios quedarían obligados a vender sus participaciones en el caso de que un socio mayoritario reciba una oferta de compra sobre sus participaciones. Así, el socio mayoritario puede obligar a los socios minoritarios a vender sus participaciones, con el fin de permitir que el comprador adquiera la sociedad entera. De esta forma, se impide que los socios minoritarios puedan impedir la venta de una empresa. A modo de ejemplo, si la sociedad tiene tres socios, uno con un 60% de las participaciones, y otros dos con un 20% cada uno, y el socio mayoritario recibe una oferta para comprar la sociedad, este puede obligar a los otros dos socios minoritarios a vender sus participaciones aunque no quieran. De esta forma, estos socios minoritarios no podrían impedir la venta ni se verían obligados a permanecer en la sociedad con un socio nuevo.

  • Derecho de acompañamiento o Tag-along: En contraposición con el anterior, el tag along supone el derecho que tiene un socio a vender sus participaciones al mismo precio que la oferta recibida por otros socios. De esta forma, el socio minoritario tiene derecho a beneficiarse de la posible oferta que puedan recibir por la compra de sus participaciones. Siguiendo el ejemplo indicado en el punto anterior, en este caso, si el mayoritario desea vender sus participaciones, el comprador deberá adquirir también las participaciones de los otros dos socios. Así, se evita que los socios minoritarios permanezcan en la sociedad con un nuevo socio que no conocen y se garantiza la unidad de la empresa.

  • Derecho de asunción preferente: Se recoge de forma específica el derecho de los socios a adquirir, de forma preferente, las participaciones o acciones de un socio que decida abandonar la empresa. De esta forma, se trata de prevenir que terceros ajenos a los socios actuales puedan entrar en el capital de la sociedad.

En todo caso, los socios pueden establecer todas las cláusulas o limitaciones que estimen oportunas para proteger la sociedad ante la posible entrada de terceros y para garantizar la continuación de su actividad en el tiempo.

5. Normas para la toma de decisiones de la empresa

Otro de los puntos esenciales que se deben tener en cuenta por parte de los socios es el establecimiento de las reglas para la toma de decisiones con el fin de proteger los intereses de los socios y evitar posibles situaciones de bloqueo (es decir, situaciones en las que la falta de acuerdo entre las partes pueda provocar la paralización de la sociedad).

De forma específica, los socios pueden acordar que ciertas decisiones se adopten por mayorías reforzadas (es decir, que cuenten con un mayor número de socios a favor para que se puedan aprobar estas decisiones). De esta manera, se previene que la sociedad adopte ciertos acuerdos que podrían perjudicar a los socios minoritarios.

Por otro lado, se puede otorgar la capacidad de dirimir a uno o varios socios (es decir, otorgar un voto dirimente) en los casos en los que exista un empate entre los socios con el fin de evitar la posible parálisis que podría provocar a la empresa la falta de acuerdo.

6. La política de financiación de la empresa

Los socios pueden establecer la forma o formas en las que se financiará la actividad de la empresa. Esta financiación de la empresa se puede realizar mediante aportaciones de los socios (es decir, cantidades de dinero transferidas directamente por los socios), préstamos realizados por los socios en favor de la empresa, préstamos firmados con entidades bancarias o con cualquier otra entidad, como pueden ser los préstamos participativos, o incluso, mediante la entrada inversores externos.

La entrada de inversores externos se podrá regular en el propio pacto de socios, o en un acuerdo de inversión firmado en un documento aparte. En cualquier caso, los socios e inversores establecerán las principales reglas para proteger sus intereses, destacando la posibilidad de los inversores de garantizarse un valor mínimo de la inversión en caso de que la empresa atraviese dificultades económicas, de veto de ciertas decisiones o acuerdos que puedan afectar a la empresa o la potestad de la sociedad de recomprar las acciones o participaciones del inversor.

7. La Protección de la propiedad intelectual e industrial de la empresa

La empresa puede disponer de productos o servicios esenciales cuya protección es de vital importancia para asegurar su supervivencia o su éxito económico. Dada esta importancia, el pacto permite fijar de forma clara a quién le corresponde la propiedad intelectual (p. ej. software, artículos, etc.) e industrial (ya sean patentes, marcas registradas, etc.) de la sociedad. De forma específica, esta cláusula permitirá regular, entre otros:

  • Los tipos de propiedad industrial o intelectual de la empresa que se protegerán, como pueden ser patentes, marcas, derechos de autor, secretos comerciales y cualquier otra forma de propiedad intelectual que sea relevante para la empresa.

  • La titularidad sobre la propiedad industrial o intelectual desarrollada por la empresa. Así, se puede aclarar a quien le corresponderá la propiedad industrial e intelectual de todos los bienes o servicios que los socios desarrollen durante la realización de su actividad (p. ej. se puede fijar si la titularidad del software desarrollado por los socios corresponderá a la empresa, o bien a cada socio de acuerdo con su porcentaje de participación en su desarrollo).

  • La protección de los secretos industriales de la empresa. El pacto puede recoger, de forma expresa, la obligación de los socios de no desvelar información alguna sobre las invenciones o innovaciones de la sociedad.

8. Resolución de conflictos

Los socios pueden establecer la forma en la que resolverán todos los conflictos o enfrentamientos que puedan surgir en la gestión de la empresa, así los conflictos entre los socios. Los socios pueden acordar la obligación de resolver los conflictos mediante la mediación o un tribunal de arbitraje.

Esto ayudará a garantizar que cualquier conflicto se resuelva de manera justa y eficiente.

9. Consecuencias del incumplimiento del pacto

Los socios deben determinar las consecuencias que, en general, deberán afrontar los socios por el incumplimiento de lo acordado en el pacto de socios (p. ej. se puede recoger el pago de una indemnización por parte del socio o socios incumplidores, la eliminación del acuerdo adoptado por la empresa contrario a lo contenido en el pacto de socios, etc.). En todo caso, en la guía "¿Cuáles son las consecuencias de incumplir un pacto de socios?" se recoge más información sobre este punto.

10. Otras cláusulas importantes

Como se ha indicado al comienzo de esta guía, los socios tienen plena libertad para añadir o incluir todas aquellas cláusulas u obligaciones que consideren relevantes para el desarrollo de la actividad de la empresa. De forma específica, cabe resaltar las siguientes:

  • Cláusula de no competencia: se trata de evitar que cualquier socio pueda beneficiarse de los conocimientos adquiridos en la empresa para realizar un proyecto por cuenta propia como empresario (es decir, si crea un proyecto propio a partir de la información obtenida de la empresa) como trabajar como empleado para un competidor. Se trata así de prevenir posibles situaciones de competencia desleal, en las que un socio se podría beneficiar personalmente de los conocimientos obtenidos a través de la empresa.

  • Cláusula de exclusividad: Mediante esta cláusula, los socios se comprometen a trabajar únicamente en la empresa y centrarse así en el proyecto. De esta forma, los socios no podrán prestar sus servicios en favor de cualquier otra empresa. Para poder trabajar en cualquier otro proyecto, deberá contar con la aprobación de los restantes socios, o deberá, en su caso, abandonar la empresa.

  • Cláusula de confidencialidad: Esta cláusula permite obligar a las partes a guardar secreto de la información obtenida por los socios en el desarrollo de su actividad y a prevenir que esta pueda ser utilizada por terceros en su propio beneficio. En concreto, las partes deberán poner todos los medios necesarios para evitar el uso de información confidencial por parte de terceros y garantizar que la información relacionada con la invención no sea divulgada. En todo caso, los socios pueden firmar un acuerdo de confidencialidad o NDA en el caso de que deseen proteger, de forma específica, toda la información que obtenga la empresa durante el desarrollo de su actividad.

11. Conclusión

La complejidad de las obligaciones de los socios de la sociedad, y la importancia de las consecuencias que puede tener la aparición de conflictos o enfrentamientos entre los socios, hace que uno de los documentos clave de cualquier proyecto empresarial o startup sea la firma de un pacto de socios.

Los socios tienen plena libertad para establecer el contenido del pacto de socios, incluyendo aquellos puntos o aspectos que consideren relevantes. Entre otros, destaca la posibilidad de regular las obligaciones de los socios y la labor que deberá realizar cada uno de ellos, así como su obligación de permanencia en la empresa, el régimen de transmisión de las participaciones o acciones de la empresa y las condiciones para la entrada de nuevos socios en la empresa.

Modelos y ejemplos para descargar en formato Word y PDF

Evalúa esta guía
4.5 - muy bueno