Subir
Contrato de distribución Completar el modelo

Contrato de distribución

Última revisión
Última revisión Hace 2 semanas
Formatos
Formatos Word y PDF
Tamaño
Tamaño 8 a 12 páginas
Completar el modelo

Información sobre el modelo

Última revisión: Hace 2 semanas

Tamaño: 8 a 12 páginas

Formatos disponibles: Word y PDF

Completar el modelo

¿Cómo funciona?

1. Elegir este modelo

Empieza haciendo clic en "Completar el modelo"

1 / Elegir este modelo

2. Completar el documento

Contesta a algunas preguntas y tu documento tipo se creará automáticamente.

2 / Completar el documento

3. Guardar - Imprimir

¡Tu documento está ya listo! Lo recibirás en los formatos Word y PDF. Lo podrás modificar.

3 / Guardar - Imprimir

Contrato de distribución

El contrato de distribución es un documento mediante el cual un distribuidor (empresa o persona independiente) se obliga a adquirir los productos o en su caso a ofrecer los servicios de un proveedor (dependiendo de si el proveedor es un fabricante de productos, un proveedor de servicios, o ambos) a efecto de que el distribuidor ofrezca, venda (revenda) o en su caso promocione los productos y/o servicios del proveedor al público en general.

A través de un contrato de distribución, el distribuidor se compromete a realizar todas estas actividades bajo las directrices y supervisión del proveedor. Sin embargo, actúa siempre en nombre y por cuenta propia, de forma que en el caso de los productos, asume el riesgo si estos no se venden, es decir, cuando el público no los adquiere.

En este sentido, el contrato de distribución es un contrato de naturaleza mercantil que tiene por objeto establecer las condiciones generales bajo las cuales se regirá la relación comercial entre el proveedor y el distribuidor. Esto en razón de que, debido a la naturaleza de actividades comerciales del distribuidor y del proveedor, puede ocurrir que en diferentes momentos las partes acuerden cambiar los términos específicos en los que se realizará la entrega de los productos o el suministro de los servicios.

A manera de ejemplo, en el caso de los productos, se puede presentar una situación en la que exista un retraso en la producción y por lo tanto un retraso en la entrega de los mismos al distribuidor, de forma que el distribuidor puede verse en la necesidad de solicitar sus pedidos con una mayor anticipación a la originalmente planeada. Por otro lado, también puede darse el caso de que el impacto de los productos en el mercado no sea el que se había previsto en un inicio, por lo que pueden acordarse cambios en los precios durante la vigencia del contrato.

El contrato de distribución debe abarcar una zona geográfica determinada, y puede tener características de exclusividad para el proveedor, para el distribuidor, o para ambos. Por ejemplo, puede establecerse en el contrato, que el distribuidor únicamente venderá los productos del proveedor, y no venderá ningún otro producto similar o que sea competencia directa de los productos del proveedor señalados en el contrato. En otro caso, podría señalarse que el proveedor únicamente suministre sus productos al distribuidor y no los pueda suministrar a cualquier otro distribuidor o comprador potencial.


¿Cómo utilizar este documento?

Este contrato de distribución está diseñado para formalizar la relación comercial entre un distribuidor y un proveedor (fabricante de productos y/o proveedor de servicios). Como se menciona en los párrafos anteriores, en el documento se establecen las condiciones generales que regirán la relación comercial, tales como:

  • Los productos y/o servicios que serán objeto del contrato.
  • Si el distribuidor tendrá la obligación además de vender, de promocionar dichos productos y/o servicios.
  • Si existirá alguna condición de exclusividad para el proveedor, para el distribuidor o para ambos.
  • Si existirán montos o volúmenes mínimos de compra.
  • La duración del contrato.
  • La zona geográfica en la que se aplicará el contrato.
  • Las obligaciones que tendrán cada una de las partes.

Una vez acordadas las condiciones en las que se formalizará la relación comercial entre el proveedor y el distribuidor respecto al contrato de distribución, para que este sea válido, quienes participen en él únicamente requieren imprimir y firmar el contrato, de preferencia en cada una de las hojas que lo integran. Una vez que el contrato se encuentre firmado, las partes deberán adjuntar copias de sus identificaciones oficiales y en caso de ser representantes legales (ya sea de personas físicas o morales), se debe incluir una copia del documento que los faculta a suscribir el contrato de distribución en nombre de la persona que representan.

Finalmente, el que cada una de las partes conserve un ejemplar del contrato, y en su caso de los anexos que se incluyan les dará mayor seguridad.


Derecho aplicable

El contrato de distribución no está regulado en la legislación mexicana, por lo que es un contrato atípico de naturaleza mercantil.


¿Cómo modificar el modelo?

Completas un formulario. El documento se va redactando ante tus ojos, en base a tus respuestas.

Al finalizar, lo recibirás en los formatos Word y PDF. Puedes modificarlo y volver a utilizarlo.

Completar el modelo