Subir
Contrato de prestación de servicios Completar el modelo

Contrato de prestación de servicios

Última revisión
Última revisión 28/06/2021
Formatos
Formatos Word y PDF
Tamaño
Tamaño 2 a 3 páginas
Calificación 4,9 - 7 votos
Completar el modelo

Información sobre el modelo

Última revisión: 28/06/2021

Tamaño: 2 a 3 páginas

Formatos disponibles: Word y PDF

Calificación: 4,9 - 7 votos

Completar el modelo

¿Cómo funciona?

1. Elegir este modelo

Empieza haciendo clic en "Completar el modelo"

1 / Elegir este modelo

2. Completar el documento

Contesta a algunas preguntas y tu documento tipo se creará automáticamente.

2 / Completar el documento

3. Guardar - Imprimir

¡Tu documento está ya listo! Lo recibirás en los formatos Word y PDF. Lo podrás modificar.

3 / Guardar - Imprimir

Contrato de prestación de servicios

Mediante un contrato de prestación de servicios una persona contrata a otra para que por cuenta propia y bajo su propio riesgo desarrolle alguna tarea o, como su nombre lo indica, preste algún servicio a cambio de un pago. Este es un documento flexible que no está regulado por la legislación colombiana, por lo cual se puede adaptar a la contratación de diferentes servicios, como construcción, consultorías, asesorías, entre otros.


Diferencias del contrato de prestación de servicios con el contrato de trabajo o laboral

El contrato de prestación de servicios y el de trabajo tienen en común que se trata de la prestación de un servicio o labor a cambio de un pago, sin embargo, entre ellos hay diferencias importantes:

  • En el contrato de prestación de servicios el contratista es independiente y es autónomo en la forma en que ejecuta el servicio. Por otro lado, el trabajador no es autónomo, sino que está siempre a las órdenes y dirección de su empleador o jefe.
  • En el contrato de prestación de servicios el contratista realiza la labor con sus propias herramientas y medios, mientras que en el contrato de trabajo el empleador o jefe provee los medios o herramientas para la realización de la labor o servicio.
  • En el contrato de prestación de servicios el contratista sólo está obligado a prestar sus servicios o labor en las condiciones pactadas, y cambiarlas requeriría un nuevo contrato.Por el contrario, en el contrato de trabajo el empleador o jefe puede cambiar las condiciones de trabajo, como el lugar, los horarios o incluso las funciones sin consultar con el trabajador.
  • En el contrato de prestación de servicios el contratista es responsable de sus propios aportes al Sistema de Seguridad Social en Salud, Pensiones, Riesgos Laborales y Subsidio Familiar. Por otro lado, en el contrato de trabajo el empleador o jefe es el encargado de afiliar y pagar las cotizaciones del trabajador.
  • En el contrato de prestación de servicios el contratista puede ser una persona natural o jurídica (empresas, sociedades, fundaciones, entidades, etc), mientras que en el contrato laboral el trabajador sólo puede ser una persona natural.

Por ejemplo, si se contrata a una persona para que conduzca el vehículo familiar todo el día, a donde los miembros de la familia lo indiquen nos encontramos frente a un contrato laboral pues el trabajador realiza su labor bajo la constante dirección de su empleador o jefe, con la posibilidad de que éste cambie el lugar de trabajo o sus condiciones (cambio de vehículo o de personas a las que transporta) y con las herramientas (vehículo) provistos por el empleador. En cambio, si se contrata a una persona con un vehículo para que todos los días transporte a los niños al colegio éste podría ser un contrato de prestación de servicios, pues los medios (el vehículo) para desarrollar la labor son del contratista, y éste no se encuentra bajo la constante dirección y subordinación de quien lo contrató.


¿Cómo usar este documento?

Para la validez de este contrato se deben diligenciar como mínimo los siguientes elementos:

  • Las partes: quien prestará el servicio y quien lo contrató.
  • El servicio que se prestará.
  • El plazo durante el cual se prestará o ejecutará el servicio.
  • El precio que se pagará por el servicio.

Las partes del contrato pueden ser personas naturales o jurídicas (empresas, sociedades, fundaciones, entidades, etc). Cuando se trate de personas jurídicas se debe identificar también a su representante legal. El contratista debe realizar la labor de manera independiente, con sus propias herramientas y bajo su propio riesgo, es decir, cumple con el servicio pactado pero tiene libertad de escoger la forma en que lo hará y si tiene empleados o trabajadores a su cargo, estos responden sólo a él y no a quien lo contrató (contratante).

El servicio se debe describir de manera detallada. En caso de que el servicio implique una serie de labores u objetos que se deban completar, también se deben incluir estos. Por ejemplo, si se trata de la remodelación de una cocina con cambios de enchape y muebles, en vez de ponerse "Remodelación de cocina" se debe colocar: "Remodelación de cocina, con cambio de enchape, retirando el anterior e instalando el nuevo, y entrega e instalación de cocina integral en madera", y en lo posible describir el tipo de enchape y los muebles. De igual manera, si se trata de una consultoría se debe poner los productos o documentos que el contratista deberá entregar durante y al final del servicio.

El plazo durante el cual se prestará el servicio se puede pactar en días, meses o años. Se debe especificar también a partir de qué momento empieza a correr el plazo para la prestación del servicio; se pueden seleccionar que cuente desde la firma del contrato, desde el inicio de la prestación del servicio o una fecha diferente. El contrato se puede hacer indefinido si se incluye la renovación automática. Una cláusula de renovación automática, como su nombre lo indica, significa que la duración del contrato se extiende si ninguna de las partes manifiesta su intención de terminarlo.

El precio se puede pactar de tres formas: como un precio fijo por la totalidad de la labor, precio por meses o precio por hora. El precio fijo se adecua más a servicios que se prestarán sólo una vez, como un trabajo de diseño, una remodelación o una consultoria. El precio por mes u hora se adecua mejor a labores que se prestarán de manera continua a lo largo del tiempo, como los servicios de un conductor para transportarse todos los días o los de un contador u abogado que brindarán asesoría cuando se les requiera. Los precios por mes se ajustan mejor a labores en las cuales el servicio no variará mucho de mes a mes, como por ejemplo el del conductor que realiza el mismo trayecto todos los días. Por su parte, el precio por hora se ajusta mejor a labores en las cuales puede haber mucha variación, por ejemplo, el del contador u abogado que brindan asesoría, pues un mes pueden requerirse muchos de sus servicios pero al siguiente no.

Una vez fijado el precio se pueden establecer diferentes métodos de pago, como consignación bancaria, pago en efectivo, cheque u otra forma personalizada. Adicionalmente las partes pueden acordar la inclusión de una cláusula penal, es decir, un monto de dinero que se deberá pagar en caso de incumplimiento del contrato.


Después de diligenciar el documento

Una vez diligenciado el documento se deben imprimir dos copias, una para el contratante y otra para el contratista, y firmar. Este tipo de contrato no requiere autenticación en notaría, aunque las partes pueden hacerlo para mayor seguridad.


Legislación aplicable

Código Sustantivo del Trabajo, artículo 34.


¿Cómo modificar el modelo?

Completas un formulario. El documento se va redactando ante tus ojos, con base en tus respuestas.

Al finalizar, lo recibirás en los formatos Word y PDF. Puedes modificarlo y volver a utilizarlo.

Completar el modelo