Contrato de mantenimiento de piscinas Rellenar el modelo

¿Cómo funciona?

1. Elegir este modelo

Empieza haciendo clic en "Rellenar el modelo"

1 / Elegir este modelo

2. Rellenar el documento

Contesta a algunas preguntas y tu documento tipo se creará automáticamente.

2 / Rellenar el documento

3. Guardar - Imprimir

¡Tu documento está ya listo! Lo recibirás en los formatos Word y PDF. Lo podrás modificar.

3 / Guardar - Imprimir

Consultar a un abogado

Puedes optar por recurrir a los servicios de un abogado después de haber rellenado el documento.

Consultar a un abogado

Contrato de mantenimiento de piscinas

Última revisión Última revisión Hace 3 semanas
Formatos FormatosWord y PDF
Tamaño Tamaño14 a 22 páginas
Rellenar el modelo

Última revisiónÚltima revisión: Hace 3 semanas

FormatosFormatos disponibles: Word y PDF

TamañoTamaño: 14 a 22 páginas

Opción: Ayuda de un abogado

Rellenar el modelo

¿Qué es un contrato de mantenimiento de piscinas?

El contrato de mantenimiento de piscinas es un acuerdo que permite contratar la realización de labores de mantenimiento necesarias para permitir el correcto funcionamiento de todo tipo de piscinas, con las características y condiciones exigidas por el cliente, a cambio del pago de un precio.

Este contrato permite la contratación de servicios de mantenimiento de cualquier tipo de piscina, como las detalladas en la siguiente clasificación:

  • Según su forma de construcción:
    • Piscinas de obra o fijas, es decir, construcciones permanentes, generalmente de hormigón armado combinado con otros materiales.
    • Piscinas prefabricadas con fibra de vidrio (piscinas en una única pieza), que se trata de una construcción permanente con una instalación más sencilla.
    • Piscinas desmontables o desarmables, independientemente del tipo de material utilizado.
  • Según su tipo de uso:
    • Piscinas particulares o de uso privado situadas en domicilios privados, así como piscinas comunitarias o pertenecientes a una comunidad de propietarios en las que su uso se limita a un número concreto de usuarios (p. ej. se limita su uso a los vecinos de la comunidad y a sus invitados).
    • Piscinas de uso público, es decir, piscinas que pueden ser utilizadas por cualquier usuario, independientemente de que sea necesario el pago de un precio para utilizarlas o no (p. ej. piscinas pertenecientes a clubs deportivos o gimnasios).


¿Qué tipos de contrato de mantenimiento existen?

Dependiendo de los bienes, inmuebles o instalaciones objeto de mantenimiento, podemos encontrar los siguientes contratos:

  • El presente contrato de mantenimiento de instalaciones que permite contratar la realización de un servicio de mantenimiento de instalaciones de suministros de cualquier tipo de inmueble (p. ej. instalaciones eléctricas, de climatización o aire acondicionado, de calefacción, etc.).

  • El contrato de mantenimiento industrial permite contratar el mantenimiento de maquinaria utilizada para labores de fabricación o producción (p. ej. mantenimiento de hornos industriales, de máquinas de imprenta, cadenas de producción, etc.).

  • El contrato de mantenimiento y jardinería permite contratar la realización de pequeñas reparaciones o de sustitución de bienes consumibles de edificios o comunidades de propietarios (p. ej. de bombillas, de fluorescentes, etc.).

  • El contrato de mantenimiento de piscinas permite contratar el mantenimiento de las instalaciones de todo tipo de piscinas.

  • El contrato de mantenimiento de sistemas informáticos permite contratar a un profesional para que lleve a cabo actividades de mantenimiento de sistemas o equipos informáticos (p. ej. de redes locales).

  • El contrato de mantenimiento o soporte de software permite contratar a un desarrollador para el mantenimiento de un software de propiedad del cliente.


¿Cuál es la principal diferencia entre un contrato de mantenimiento de piscinas, y un contrato de prestación de servicios?

La firma de un contrato de prestación de servicios implica el compromiso general de un prestador de servicio de llevar a cabo una actividad general (p. ej. prestar un servicio de asesoramiento, de limpieza, etc.), mientras que el contrato de servicios de mantenimiento de piscinas es un tipo específico de contrato de prestación de servicios, que se utiliza únicamente para contratar la prestación de un servicio de mantenimiento de cualquier tipo de piscina.


¿Es obligatoria la celebración por escrito de un contrato de mantenimiento de piscinas?

No, no es obligatoria. Las partes pueden negociar un contrato de servicios de mantenimiento de forma oral, es decir, acordar verbalmente las condiciones en las que se debe prestar el servicio de mantenimiento.

Ahora bien, la firma del contrato de servicios de mantenimiento por escrito permite fijar las condiciones generales del evento y facilita la prueba de su contenido en el caso de que cualquiera de las partes tenga que reclamar en vía judicial el cumplimiento del contrato.


¿Cuáles son los requisitos para la firma de un contrato de mantenimiento de piscinas?

El profesional no debe cumplir con requisitos especiales para la firma de un contrato de mantenimiento de piscinas. En todo caso, el profesional debe tener en cuenta lo siguiente antes de comprometerse a realizar su actividad:


¿Quién puede firmar un contrato de mantenimiento de piscinas?

El contrato de mantenimiento de piscinas se puede formalizar tanto entre personas jurídicas o empresas como entre personas físicas o individuales, así como entre particulares y profesionales.

En el caso de que el cliente o profesional sea una persona jurídica, este contrato debe ser firmado por un administrador de la empresa o una persona apoderada para representar a la empresa.

Las personas físicas pueden firmar este contrato personalmente, siempre que sean mayores de 18 años o mayores de 16 años emancipados (es decir, menores que no viven junto a sus padres) y tengan capacidad plena para la firma de documentos jurídicos. En los casos de menores de edad, o de personas incapacitadas judicialmente o declaradas como pródigos, este contrato deberá ser firmado por las personas que ejerzan la patria potestad o por sus representantes legales (p. ej. por un tutor o curador).


¿Cuál es el plazo de duración de un contrato de mantenimiento de piscinas?

Las partes pueden establecer un plazo de duración del servicio de mantenimiento determinado (p. ej. un año), o bien pueden acordar que la duración del contrato sea indefinida, es decir, que no tiene una fecha concreta de finalización.


¿Qué es necesario realizar una vez que ha completado este contrato de mantenimiento de piscinas?

Una vez preparado, tanto el profesional como el cliente deben firmar este contrato de mantenimiento de piscinas, ya sea personalmente o a través de su representante (p. ej. la persona apoderada para actuar en nombre del profesional).

Las partes deben firmar en la parte señalada al final de contrato, así como en el margen izquierdo de cada una de sus páginas. Por último, la firma del contrato la pueden realizar a mano o con un certificado digital.

Asimismo, las partes deben firmar este contrato en dos ejemplares, ya que cada una de ellas debe conservar una copia.


¿Qué documentos deben adjuntar las partes a este contrato de mantenimiento de piscinas?

Las partes pueden adjuntar libremente los documentos que deseen para clarificar el contenido del contrato o facilitar su interpretación, así como para demostrar la capacidad para la firma del contrato de un representante o apoderado del cliente o profesional. Así, las partes pueden adjuntar, entre otros, los siguientes documentos:

  • Copia del presupuesto o propuesta de servicios que el profesional envió de forma previa al cliente.

  • La copia de la autorización o poder que permite a una de las partes firmar en nombre de la persona o empresa que representa, así como de sus documentos de identificación.

  • Un listado de la maquinaria concreta incluida en este contrato de mantenimiento.


¿Es necesario firmar este contrato de mantenimiento de piscinas ante notario público?

No, no es necesario. La firma de un contrato ante notario público otorga una mayor garantía sobre su contenido y sobre su aplicación, pero, en este caso, es meramente opcional.

En general, la firma de estos documentos no se realiza ante notario, ya que supone un importante coste (las partes tienen que pagar los honorarios del notario), e implica una dilación en el tiempo necesario para llevar a cabo la firma del contrato.


¿Cómo se realiza el pago de los honorarios o precio del profesional?

Las partes pueden decidir libremente en el contrato los plazos y la forma en la que el cliente realizará el pago del precio en favor del profesional. De esta forma, las partes deben remitirse a lo establecido en el contrato para determinar los plazos de pago.


¿Qué debe incluir el contrato de mantenimiento de piscinas?

El contrato de mantenimiento de piscinas debe incluir, como mínimo, los siguientes puntos:

  • La maquinaria que será objeto del servicio de mantenimiento. Si por sus características y/o complejidad se requiere, se puede añadir un anexo al contrato que amplíe y desglose el objeto del mismo.

  • Las principales características o contenido de la labor de mantenimiento que deberá llevar a cabo el profesional; incluyendo la posibilidad de establecer una sanción por el incumplimiento de estas labores.
  • El precio por el que se presta el servicio (o su gratuidad en su caso).

  • Los servicios de soporte o ayuda adicionales que ofrecerá el profesional, en su caso.

  • La posibilidad de establecer un servicio de atención urgente de averías o incidencias.

  • Las actividades o averías que quedan expresamente excluidos del servicio de asistencia.

  • El calendario para llevar a cabo las actividades de mantenimiento y reparación.

  • La duración del contrato de mantenimiento.

  • El establecimiento de unos estándares de calidad mínimos que deberá cumplir la labor de mantenimiento.


¿Cuál es la legislación aplicable a un contrato de mantenimiento de piscinas?

De forma general, este contrato se rige por los artículos 1.088, 1.542 al 1.545 y 1.583 del Código Civil, así como, en su caso, en el Código de Comercio.

De forma específica para aquellos casos en los que se contrate con un consumidor, el Real Decreto Legislativo 1/2007, de 16 de noviembre, por el que se aprueba el texto refundido de la Ley General para la Defensa de los Consumidores y Usuarios y otras leyes complementarias.


Ayuda de un abogado

También tienes la opción de consultar a un abogado si necesitas ayuda.

El abogado puede contestar a tus preguntas o ayudarte en tus trámites. Al final de la creación del documento, se te ofrecerá esta opción.


¿Cómo modificar el modelo?

Rellenas un formulario. El documento se va redactando ante tus ojos, en función de tus respuestas.

Al finalizar, lo recibirás en los formatos Word y PDF. Puedes modificarlo y volver a utilizarlo.

Rellenar el modelo